¿Es fácil adiestrar a un Beagle?

¿Son inteligentes los Beagle? ¿Son sencillos de educar? Adoro los animales adiestrados por encima de todo, así que investigué un poco para ver si los beagles son fáciles de adiestrar. Esto es lo que descubrí.

Entonces, ¿Se puede adiestrar fácilmente a los Beagle? La mayoría de los criadores profesionales reconocen que los Beagle son un animal difícil de adiestrar. Son perros de caza motivados por el olor. Se ha observado que los prestan más atención a su olfato que a su vociferante maestro. Sin embargo, un adiestrador comprometido puede enseñar a su Beagle a escuchar y superar ese instinto.

Los Beagle son muy divertidos y están llenos de energía, pero su falta de concentración puede molestar a los adiestradores de perros inexpertos, acostumbrados a tratar con razas más concentradas. Para educar adecuadamente a tu Beagle, primero debes entender por qué hacen las cosas que hacen y qué puedes hacer para colaborar mejor con ellos.

¿Por qué es tan difícil empezar a adiestrar al beagle?

Los Beagle son muy simpáticos. Cuando corren, parecen saltar con entusiasmo. Su pelaje corto y brillante y su diseño de pelo moteado están siempre de moda. Sin embargo, una de las cosas que más me gustan de los beagles es su aparente energía ilimitada.

Pregunta a cualquiera que haya estado alguna vez en el mismo espacio que un beagle. Son similares a los niños de 7 años, que rebotan en las paredes y gritan sin parar.

No me malinterpretes, adoro el espíritu bullicioso de los beagles tanto como cualquier otro. Pero, ¿no estás de acuerdo en que eso hace que sean un poco difíciles de adiestrar?

¿Por qué parece que los beageles no pueden mantener la atención? Ni siquiera las golosinas para perros pueden mantener su atención durante más de un minuto o dos, y la mayoría de las demás razas siguen casi cualquier orden.

¿Qué hace al beagle tan único?

El viejo Beagle

Puede resultar sorprendente saber que los beagles se desarrollaron originalmente para la caza. Después de todo, los beagles no parecen tener el mismo tamaño ni la misma actitud agresiva que otros perros de caza.

Nuestro beagle actual desciende de una antigua raza inglesa de hace 600 años. Estos antiguos beagles eran algo más grandes y rápidos que la raza actual, pero tenían el mismo espíritu rebelde.

Los cazadores desplegaban manadas de beagles, que podían detectar zorros o conejos, y los rastreaban hasta encontrar su presa.

Estos perros debían tener unas habilidades de rastreo y caza asombrosas para encontrar y abatir a las presas, pero también necesitaban energía y tenacidad para descubrir a los animales que buscaban.

El origen del Beagle moderno

El beagle moderno se desarrolló a principios del siglo XVIII. Los beagles fueron creados para ser tanto cazadores eficaces como compañeros agradables. El resultado fue una raza con un precioso pelaje blanco y unas poderosas patas que podían correr durante kilómetros.

Los beagles se siguen utilizando como perros de caza hoy en día, pero han experimentado un enorme aumento de popularidad como mascotas domésticas debido a Charlie Brown (¡vamos Snoopy!) y otras representaciones favorables en los medios de comunicación.

Puede que la herencia de la caza del zorro de tu beagle pase desapercibida para él, pero sus habilidades cinegéticas aún no han desaparecido. Tal vez te hayas dado cuenta de la rapidez con que tu beagle cambia de enfoque o de que está más interesado en perseguir ardillas o burlarse de los gatos que en aprender a sentarse o a dar la mano.

A tus beagles no les importa nada de esto. Todo esto son restos de las actitudes anteriores de tus perros. La energía que tienen puede ser abrumadora a veces, pero es lo que hace que sea tan agradable pasar tiempo con los beagles.

Vuelan a tus brazos y te acarician las mejillas cuando vuelves a casa del trabajo, y siempre están dispuestos a dar un paseo o a jugar al frisbee.

En las calles no hay mucho que cazar, y aunque el orgulloso ex cazador se haya unido a las modestas ciudades, no es menos activo. Y seré el primero en admitir que toda esa energía puede ser molesta a veces, pero ¿qué otra cosa se puede hacer?

Después de todo, ¿no acabamos de decidir que la energía del beagle está en su ADN?

Es cierto, pero eso no significa que los beagles sean imposibles de adiestrar. Es posible educar a tu beagle en casa e incluso enseñarle algunas habilidades innovadoras con un poco de paciencia. Aquí tienes algunos trucos divertidos que puedes hacer con tu beagle salvaje.

¡Mi Beagle no me escucha! Algunos consejos para el propietario irritado

Cuando entrenas a un beagle, puede parecerte que estás gritando en un campo vacío. Gritas y gritas, pero la hierba parece ignorarte.

Sí, es difícil enseñar trucos a tu beagle, pero no tienes que hacerlo solo. Aunque no preveas nada, puedes encontrarte con dificultades.

Repasemos los ejercicios que debes realizar con tu beagle para enseñarle.

En esta sección, repasaremos los entresijos del adiestramiento del Beagle.

Para empezar, vamos a repasar las actividades que realizarás para entrenar y luego las desglosaremos una por una.

  1. Sé un líder. El macho alfa.
  2. Crea un plan de entrenamiento y ejercicio.
  3. Aprende a motivar a tu beagle.
  4. Enseña a tu Beagle algunas órdenes básicas.
  5. Los beagles necesitan ser educados en casa.

En realidad, entrenar a tu beagle es un procedimiento sencillo, pero no siempre lo es. Vamos a desglosar cada una de las fases para entender cómo puedes enseñar correctamente a tu bullicioso beagle.

Conviértete en el Macho Alfa

Los beagles son enormemente extrovertidos. En cualquier situación, los beagles toman el mando inmediatamente precisamente porque son muy extrovertidos. La dificultad que tienen la mayoría de los adiestradores es que cuando un beagle toma el control, es tan adorable que se lo permitimos.

Si quieres que tu perro se comporte, debes tomar el control de la situación e informarle de que tú eres el líder de la manada.

*¡Consejo profesional! Los beagles responden mejor al refuerzo positivo que al castigo.

Haz un plan de entrenamiento y ejercicio.

Lo más importante que puedes hacer para ayudar a tu beagle a entender que tú estás al mando es seguir un régimen de ejercicio exacto. Puedes entrenar a tu beagle la diferencia entre el comportamiento aceptable y el indeseable mientras están fuera jugando y haciendo ejercicio.

Sacar a tu beagle a diario puede ser difícil, así que he creado un calendario para que puedas empezar.

7:00 – 7:30 AM Saca a tu perro a pasear y deja que haga sus necesidades.
8:00 AM Dale a tu beagle su desayuno
9:00 AM Vete a trabajar. Deja a tu perro fuera para que se divierta y tenga un tiempo de intimidad. Asegúrate de dejarle algo para comer.
5:00 PM Dale de cenar a tu perro
6:00 – 6:30 PM Saca a pasear a tu perro
7:00 – 8:00 PM Tiempo de juego Buscar, encontrar la golosina, tirar de la cuerda son buenas opciones
8:30 PM Bañarse y prepararse para ir a la cama
9:00 PM Hora de dormir

Es fácil comprender que este horario puede modificarse para satisfacer tus necesidades específicas. Pasear a tu perro al aire libre es la mejor forma de entrenamiento.

Asegúrate de que estás enseñando obediencia a tu perro mientras lo paseas. La correa la debes dominar tú, no al revés.

*Consejo profesional: Los Beagles escuchan mejor cuando han hecho mucho ejercicio. Debes sacar a tu Beagle al menos dos veces al día.

Aprende a motivar a tu beagle.

Los beagles son propensos a las distracciones. Son mejores para olfatear que para seguir órdenes. Si quieres que tu beagle te haga caso, averigua qué le motiva.

No existe un beagle típico. Cada uno tiene su propia personalidad, preferencias y aversiones. Lo que motiva a un beagle puede no funcionar para otro.

Dicho esto, hay varias técnicas probadas que han resultado eficaces para una amplia gama de criadores y entrenadores. Aquí tienes algunos ejemplos que te ayudarán a empezar.

  • Recompensa a tu beagle con un paseo más largo o un juego favorito para mantenerlo entretenido. Los beagles adoran estar al aire libre y salir de paseo. ¿Por qué no pasar un rato juntos para conmemorar algo meritorio hecho por tu beagle?
  • Utiliza el súper olfato de un beagle en tu beneficio. Muchas personas creen que un olfato hiperactivo de los beagles es una carga, pero en realidad es un superpoder. Entrena a tu perro para que encuentre el objeto o juguete que has escondido por la casa utilizando este método. Se trata de un método excelente para enseñarle a ser responsable y a la vez utilizar sus talentos especiales.
  • Premia a tu beagle con una completa sesión de acicalamiento. Los beagles disfrutan del cepillado tanto como cualquier otro perro. Si tu beagle ha tenido un día especialmente excelente, ofrécele una recompensa especial con el cepillo.
  • Un maravilloso baño caliente como inspiración puede ayudar. Algunos beagles desprecian los baños, pero muchos otros los encuentran fantásticos Comprueba si un baño caliente es algo que le gusta a tu beagle y aprovéchalo en tu beneficio.
  • Las friegas en el vientre y los lujosos elogios son tus armas. Nada es más eficaz. Son el pan de cada día en el adiestramiento del beagle. Cada vez que tu perro haga algo maravilloso, elógialo.

Breve nota sobre el castigo

Aunque las críticas no atraen a los Beagles, no significa que nunca sea necesario un «no» firme. Lo mejor que puedes hacer si tu perro comete un error (y lo hará) es dejar de prestarle atención positiva.

Si estás jugando con tu perro y empieza a morder, detente inmediatamente. Basta con terminar el juego para que tu perro entienda que su comportamiento es inaceptable.

*¡Consejo profesional! Puedes motivar a tu beagle con premios, pero los beagles adiestrados con premios tienden a tener sobrepeso. Limítate a elogiarlo mucho y eso debería ser suficiente. Los premios juegan un papel importante en el adiestramiento, pero lo discutiremos en la siguiente sección.

Enseña a tu Beagle las órdenes fundamentales

Has identificado los motivos de tu beagle y sabe quién es el líder de la manada, así que estás preparado para enseñarle órdenes sencillas. En esta parte nos centraremos en cómo enseñar a tu perro las siguientes tareas:

  • Sentar
  • Quieto
  • Ven
  • No saltes
  • No ladres

Una vez que tu beagle haya aprendido lo básico, enseñarle habilidades más difíciles debería ser un juego de niños.

Sentar

La primera habilidad que debe aprender tu perro es la de sentarse. Para empezar, ofrece a tu perro un premio y ponlo delante de su cara. En lugar de darle la recompensa, levántala lentamente por encima de su cabeza.

La reacción natural del perro es seguir la golosina con su nariz, lo que le obliga a sentarse. Cuando haga el movimiento de sentarse, dile con firmeza y claridad «siéntate» (o sentar). Y dale el premio.

Practica este truco con frecuencia y en varios lugares. Tu perro puede creer que sólo tiene que ejecutarlo en casa si sólo lo practica allí.

Educa gradualmente a tu perro para que no quiera premios.

Quieto

Pon a tu perro en posición de «sentado». Levanta una mano y enuncia en voz alta «quieto» Sigue alejándote de tu perro mientras repites la orden. Cuando tu perro se quede quieto, dile lo maravilloso que es.

Ven

Cuando tu perro se acerque a ti de forma clara, di «ven» lo antes posible. Si no, puedes ofrecerle una golosina para llamar la atención de tu perro. Empápalo con elogios o un masaje en la barriga si viene.

No saltes

Si quieres sacar a tu beagle en público, es fundamental enseñarle a no saltar sobre la gente.

No regañes a tu beagle si salta sobre ti. Empujarle suavemente y alejarse sin expresión alguna es una buena idea. Si no salta, llámalo de nuevo hacia ti y hazle muchos cumplidos.

No muerdas

No es sólo morder lo que puede causar problemas. También es importante averiguar por qué muerde tu perro para detenerlo. La mayoría de las veces, tu beagle muerde porque está asustado o nervioso. Si ese es el caso, familiarízalo con lo que le da miedo y todo irá bien.

Si tu beagle muerde mientras juega, no le regañes. Simplemente detén el juego y márchate. Rápidamente relacionará el hecho de morder con el fin del tiempo de juego, y dejará de hacerlo.

*¡Consejo profesional! Aprende a anticipar cuando tu beagle está a punto de ladrar. Si puedes distraerlo antes de que empiece a ladrar, podrás detener su mal comportamiento. Con el tiempo, apenas ladrará.

Cómo educar a tu Beagle en casa

Aquí es donde mucha gente tiene problemas, pero si has seguido mis instrucciones anteriores, el adiestramiento en casa no debería ser difícil.

Cada vez que tu perro se ponga en cuclillas para hacer sus necesidades, empieza con algo como «hora del pipi». Esto vinculará el hacer sus necesidades con tu orden hablada.

Comienza con tu beagle en una habitación enseñándole a hacer pis en ella. Esta zona le ayudará a concentrarse en tu orden hablada y a hacer sus necesidades. Dale una recompensa en cuanto termine.

Empieza a sacar a tu perro al exterior cuando haya dominado la entrada a la habitación elegida y la orden verbal. Llévale fuera tan a menudo como sea posible. Intenta llevarle a lugares similares todos los días. Repite la orden verbal y elógialo cuando haya hecho sus necesidades

Cuando tu perro tenga un accidente, dile claramente «NO» con voz firme. Limpia el desorden y no le des atención.

Educar a un beagle es, con mucho, el aspecto más difícil de tenerlo. Sé paciente e intenta contener tu irritación. Si te esfuerzas, tu perro acabará entendiendo el mensaje.

*¡Consejo profesional! Nunca grites o regañes a un beagle. Estos comportamientos pueden excitar a tu beagle y tener el efecto contrario al que esperabas.

¿Cuánto tiempo se tarda en adiestrar a un Beagle?

El periodo total de adiestramiento de un beagle es de unos seis meses. El proceso de aprendizaje de la casa dura unos tres meses, y el resto del adiestramiento general durará otros tres meses también.

Mientras tanto, abastécete de almohadillas para cachorros y paciencia. La necesitarás.

¡Mantén la confianza! No será una tarea sencilla, pero debes seguir siendo optimista Al final, ¡merecerá la pena!

Preguntas relacionadas:

¿Son inteligentes los beagles? Según una investigación realizada por el Dr. Stanley Coren, psicólogo de la Universidad de Columbia Británica, los beagles se encuentran entre las razas de perros menos inteligentes dentro del top 10 de los más inteligentes.

El estudio del Dr. Coren se basó en lo bien que los perros eran capaces de resolver problemas complicados y llevar a cabo el «deber» de su raza especial Los pastores alemanes, por ejemplo, tenían tareas complejas y ocupaban un lugar destacado en el estudio del Dr. Coren.

Los beagles pueden ser lentos para aprender, pero no son estúpidos. Los beagles pueden realizar una gran variedad de trucos y son excelentes rastreadores. Mira a Snoopy; también puede pilotar un avión.

¿Cuál es la raza de perro más fácil de adiestrar? Aunque cada raza tiene sus propios retos a la hora de entrenar, la mayoría coincide en que los Border Collie son los más sencillos de entrenar.

El Border Collie se desarrolló como perro de trabajo. Durante cientos de años, han realizado difíciles tareas de pastoreo de ovejas en la granja, lo que les ha valido la reputación de seguir bien las instrucciones. Aunque está claro que si quieres que tu perro aprenda nuevas habilidades, tendrás que enseñarle primero.

Deja un comentario