¿Atraen los conejos a los roedores?

Muchos propietarios descubren que sus conejos atraen a las ratas y los ratones. No sólo es desagradable tener plagas en tu casa o patio, sino que también son un peligro para la salud. También se sabe que las ratas atacan a los conejos más pequeños y matan a las crías.

Los conejos domésticos atraen a los roedores para alimentarse. Los ratones y las ratas olfatearán la comida de los conejos, y una vez que encuentren una fuente de alimento estable, será difícil deshacerse de ellos. Las ratas también comen excrementos de conejo para obtener nutrientes adicionales. Asegurar tu conejera contra los roedores y limpiar los restos de comida, la ropa de cama sucia y los excrementos de forma regular y exhaustiva disuadirá a las ratas y los ratones. La comida y el lecho de los conejos deben guardarse en recipientes herméticos.

Las ratas y los ratones son portadores de enfermedades como la salmonela y el hantavirus. Estas enfermedades e infecciones bacterianas pueden transmitirse al conejo a través de las mordeduras, así como a través de las heces y la orina infectadas.

4890861 ¿Atraen los conejos a los roedores?

¿Las ratas atacan a los conejos?

Se sabe que las ratas salvajes atacan a los conejos. Normalmente sólo atacan a los conejos pequeños. Los conejos grandes no se consideran un alimento potencial, por lo que rara vez los atacan sin provocación. Sin embargo, si un conejo que ladra intenta proteger a sus crías de una rata, ésta puede atacar al conejo mientras intenta escapar.

Que una rata ataque a un conejo también depende de lo desesperada que esté la rata por encontrar comida y del temperamento del conejo. Las ratas se cuelan en la conejera, roban los restos de comida y escapan fácilmente. Los conejos son bastante dóciles y no les importará que una rata se coma su comida. Sin embargo, un conejo territorial puede intentar asustar a una rata, lo que puede llevar a un enfrentamiento.

La mayoría de los animales huyen en lugar de luchar. Cada situación es diferente y las ratas se defenderán si es necesario.

¿Las ratas se sienten atraídas por los excrementos de los conejos?

Las ratas se alimentan por coprofagia, que es el hábito de comer heces. Esto permite a las ratas recuperar los nutrientes que no fueron absorbidos durante la primera digestión.

Los conejos, especialmente los domésticos, se alimentan regularmente con comida de alta calidad. Por lo tanto, los excrementos de estos conejos, por repugnantes que parezcan, también son de mayor calidad y, por lo tanto, son tentadores para las ratas.

Por supuesto, una rata buscará los excrementos de animales sanos y bien alimentados. Su buen olfato le permite encontrar estos excrementos, sobre todo si no limpia su recinto tan a menudo como debería.

Si no limpias los excrementos de tu conejo correctamente o con frecuencia, o no los eliminas de forma adecuada, esto puede atraer a los conejos a tu propiedad.

Las ratas atacan mordiendo y arañando. Estos actos pueden causar un daño importante a un conejo, especialmente si el conejo es:

    • Mordido en la garganta o en la cara
    • Es lo suficientemente pequeño como para ser dominado por la rata

Los dientes de una rata son poderosos. Aunque estos roedores son pequeños, las ratas tienen una increíble fuerza de mordida y unos dientes muy duros. Las ratas son capaces incluso de masticar el metal y el hormigón. Sabiendo esto, el pelaje, la piel y los músculos de un conejo apenas le protegerán de la mordedura de una rata.

Las ratas pueden dañar a los conejos. A veces, con la suficiente gravedad como para tener que ir al veterinario. Además, todas las ratas son portadoras potenciales de enfermedades, dos de las cuales pueden transmitirse a través de mordeduras y arañazos.

Fiebre por mordedura de rata

Como se indica en la Sociedad Americana de Microbiología, la fiebre por mordedura de rata está causada por el Streptobacillus moniliformis. Esta bacteria se transfiere a través de mordeduras y arañazos y conlleva una tasa de mortalidad del 10% si no se trata.

La fiebre por mordedura de rata suele presentarse como fiebre, con rigores y poliartralgias posteriores. Debido a las dificultades para descubrir la raíz de los síntomas iniciales y desarrollar cultivos, es algo difícil diagnosticar un inicio de fiebre por mordedura de rata.

Los conejos mordidos por una rata deben ser llevados al veterinario. No sólo para tratar la herida, sino para tomar medidas preventivas en caso de infección. Se puede prescribir un tratamiento preventivo.

Salmonella

Todo el mundo conoce la salmonela y la importancia de cocinar bien el pollo. Sin embargo, las ratas también son portadoras habituales de la bacteria de la salmonela, y pueden propagarla a través de las excreciones. El American Journal of Public Health Nations Health señala que las excreciones de ratas infectadas han sido responsables de brotes de intoxicación alimentaria por salmonela.

Una rata infectada puede dejar excrementos o restos de la bacteria en el recinto de un conejo, lo que provoca que la comida y el agua estén contaminadas. Si el conejo ingiere alguno de ellos, puede enfermar mortalmente. El conejo también puede infectarse si la rata le muerde o araña.

Otras enfermedades

Hay otras dos enfermedades bacterianas que las ratas pueden transmitir a los conejos mediante excrementos contaminados: el hantavirus y la leptospirosis. Los excrementos de rata contaminados pueden transmitir al conejo las bacterias responsables de ambas enfermedades.

La leptospirosis, o enfermedad de Weil, también puede infectar el suministro de agua si se contamina con orina de rata. Los síntomas de esta enfermedad son

    • Fiebre
    • Diarrea
    • Pérdida de apetito
    • Debilidad
    • Dolor muscular

En casos graves, la leptospirosis puede infectar órganos individuales. La falta de tratamiento puede provocar el fallo de un órgano y la muerte. El hantavirus también puede causar la muerte por insuficiencia respiratoria y se contrae por exposición a excrementos de rata contaminados.

¿Se comen las ratas a los conejos?
Las ratas son oportunistas y voraces cuando se trata de comida. Lamentablemente, se sabe que las ratas se cuelan en los recintos de los conejos y se llevan a los gatitos. La rata puede coger al gatito por el pescuezo y llevárselo a un lugar seguro, donde matará y devorará a la indefensa cría. Hay muchas historias en las que los propietarios de conejos informan de que esto mismo ocurre, o descubren las horribles consecuencias.

Una rata puede dominar y matar fácilmente a las crías de conejo. Una vez que una rata descubre una fuente de alimento fácil, como una conejera con comida y crías de conejo, permanecerá cerca. Las ratas tienen fama de ser difíciles de eliminar por este motivo.

Los conejos no disuaden a las ratas en lo más mínimo. Los conejos más grandes pueden hacer que una rata dude en atacarla, pero no la ahuyentarán.

¿Atraen los conejos a los ratones?

Un conejo en sí mismo no atrae a los ratones. Lo que atrae a los ratones es la comida y los excrementos del conejo. Los ratones tienen un sentido del olfato asombroso y son capaces de olfatear las comidas potenciales con facilidad. Al igual que las ratas, si un ratón encuentra una fuente de alimento fiable, se sentirá como en casa.

Las conejeras más grandes también son un hogar potencial para un ratón. Los recintos son lo suficientemente seguros como para mantener alejados a la mayoría de los depredadores, el lecho proporciona aislamiento contra el frío y siempre hay comida y agua disponibles. En cuanto a los lugares de anidación, no hay nada mejor para los ratones.

¿Los ratones tienen miedo de los conejos?

Los ratones son pequeños animales de presa. Cualquier cosa más grande que un ratón probablemente provocará una respuesta de huida. Sin embargo, los conejos no son animales agresivos, y es probable que no les moleste que un ratón comparta su recinto en alguna ocasión.

Un ratón puede asustarse si el conejo se mueve de repente o intenta acercarse. Con el tiempo, el ratón puede aprender que el conejo no es una amenaza. Es decir, que en gran medida no le molestará la presencia del conejo, aunque se acerque.

A diferencia de las ratas, los ratones no atacan a los conejos. Tampoco hemos encontrado ningún caso de ratones que hayan atacado a crías de conejo.

Sin embargo, los ratones son portadores de enfermedades y parásitos. Esto incluye pulgas, ácaros y garrapatas, que pueden infestar el recinto del conejo y al propio conejo. Los propios parásitos pueden ser portadores de bacterias y virus, incluidos los parásitos internos.

Al igual que las ratas, los ratones pueden ser portadores del hantavirus y la salmonela, y contaminar los recintos con sus excrementos. Y lo que es peor, los excrementos secos de los ratones se deshacen en polvo. Este polvo puede seguir conteniendo cultivos vivos de hantavirus, y puede ser inhalado tanto por conejos como por humanos.

También se sabe que los ratones son portadores de la coriomeningitis linfocítica, que es una peligrosa infección vírica. Si no se trata, provoca una inflamación alrededor del cerebro y la médula espinal. Los conejos pueden infectarse mediante la exposición a excrementos frescos de ratón, orina, saliva o material de anidación.

Mantener ratones y ratas fuera de las conejeras

Hay formas de minimizar la interacción de tu conejo con los roedores. Hemos agrupado estas medidas en tres categorías: aislar el recinto de los roedores, hacer que tu casa y tu jardín sean indeseables para los roedores, y el mantenimiento preventivo.

Cada una de las medidas que se indican a continuación son pasos importantes para mantener alejados a los roedores, o al menos para mantener a los bichos fuera de la conejera.

Asegurar el recinto contra los roedores

Los ratones y las ratas son conocidos por colarse por los agujeros y grietas más pequeños. Invierte en un recinto para conejos a prueba de roedores o haz algunos ajustes en tu conejera actual. Asegúrate de que las paredes de malla están hechas con alambre de gallinero de 0,5 pulgadas, ya que esto evita que los roedores se cuelen a través de la malla.

En cuanto a la conejera, asegúrate de que el suelo es sólido. Esto evita que los excrementos caigan al suelo y se mezclen, lo que dificulta su limpieza. Los suelos sólidos también tienen la ventaja de evitar los corvejones doloridos.

Si observas algún daño en el recinto desde el exterior, puede tratarse de roedores que intentan entrar. Esto es una gran señal de que hay que tomar medidas adicionales para disuadirlos. Asegúrate de que el recinto es seguro y de que los agujeros están bien tapados.

Un recinto anti-roedores es muy importante si tu coneja tiene, o está a punto de tener, crías. Las ratas cazarán activamente a estos indefensos cachorros cuando sepan de su presencia.

Hacer que tu patio sea indeseable para los roedores

Si tienes dificultades para mantener a los roedores alejados del recinto del conejo, busca opciones de control de plagas. Esto podría incluir trampas, dispositivos sónicos (que también pueden afectar al conejo, así que ten cuidado) y otras medidas de control de plagas anti-roedores.

Ten en cuenta que algunas de estas medidas anti-roedores también pueden dañar, si no matar, a tu conejo. Ten cuidado y consulta con un veterinario y con una agencia de eliminación de plagas sobre lo que puede funcionar mejor en tu caso.

Trampas para roedores

Aquellos que sean reacios a los venenos o a las trampas con cebo siempre pueden comprar trampas humanas. Éstas permiten atrapar y reubicar a los roedores de forma segura, sin utilizar venenos ni mecanismos dolorosos. Por el bienestar del animal, es importante revisar las trampas 1 ó 2 veces al día, o asegurarse de que hay lecho, agua y comida dentro de la trampa.

Los roedores atrapados deben ser reubicados o llevados a una clínica veterinaria para una eutanasia humanitaria. Consulta previamente con la clínica si están dispuestos a realizar este procedimiento.

Colocación de la escotilla y del recinto

A las ratas y ratones les encanta hacer nidos en lugares oscuros y protegidos. Especialmente los que son cálidos y están cerca de la comida. Si la conejera de tu conejo tiene pequeños espacios o cavidades, un roedor puede decidir que es el lugar perfecto para instalarse.

Empuja el recinto a ras de la pared o aléjalo al menos un metro de las paredes o de cualquier otro posible escondite que pueda utilizar un roedor.

Considera también en qué otro lugar de tu propiedad podría vivir un roedor. ¿Hay montones de basura o pilas de abono sin volcar? ¿Quizás montones de madera o arbustos que han crecido sin control? Los roedores considerarán todos estos lugares como un sitio viable al que llamar hogar. Un experto en control de plagas podrá identificar rápidamente las zonas problemáticas de tu propiedad.

Mantenimiento preventivo

Hay dos vías principales para disuadir a los roedores de volver, o de llegar en primer lugar. Almacenar adecuadamente la comida y asegurarse de que la conejera y el recinto se limpian correctamente. El agudo sentido del olfato de un roedor le llevará a una posible comida, lo que significa que el mantenimiento preventivo es tu mejor amigo para mantener alejados a los roedores.

Almacenamiento de alimentos

Muchos propietarios compran comida y material para anidar a granel, ya que es más rentable. Sin embargo, el almacenamiento de estos artículos atrae a los roedores. Esto es especialmente cierto si se almacenan en un lugar fresco y oscuro de fácil acceso para los roedores, como un cobertizo o un garaje. Con el tiempo, las ratas y los ratones se sentirán atraídos por estos olores. También estos artículos suelen almacenarse en recipientes de material que los roedores pueden masticar fácilmente.

La abundancia de comida animará a los roedores a quedarse. Lo mismo puede decirse del material para anidar, como el heno. Éste proporciona aislamiento y protección, y es el material de construcción de nidos ideal para cualquier roedor. Asegúrate de que todos los alimentos se almacenan en recipientes herméticos y se guardan donde los roedores no puedan acceder a ellos.

También es bueno colocar el plato de comida en el recinto lejos de las paredes de malla. De este modo, los roedores no podrán alcanzar el alambre y robar algunos bocados.

Limpieza de los recintos

Los roedores se dan un festín con los excrementos de los conejos, recuerda. La limpieza regular y exhaustiva de la conejera y el recinto no sólo es vital para la salud de tu conejo, sino que mantiene alejados a los roedores.

Asegúrate de que la conejera se limpia correctamente. Incluyendo el cambio de heno u otros sustratos, la limpieza de los excrementos y la eliminación de los restos de comida. Asegúrate de que toda la comida vieja y los artículos sucios se eliminan correctamente.

Estos objetos no tienen que estar en el recinto para atraer a un roedor. Un roedor romperá fácilmente las bolsas de basura.

En cuanto a los platos de comida, también puede ser una idea vaciar los platos de comida por la noche. Es cuando los roedores son más activos por naturaleza. Si un roedor ya no puede encontrar fácilmente la comida, puede trasladarse a otro lugar.

¿Atacan los conejos a los roedores?

Los conejos no son conocidos por ser agresivos. Sin embargo, un conejo puede actuar así si se siente amenazado y atrapado, está defendiendo su territorio o está protegiendo a sus crías.

Por muy suave y mimoso que parezca un conejo, puede defenderse cuando lo necesite. Puede morder, arañar o patear a cualquier roedor que se entrometa en su territorio. Puede llegar a matar ratones y ratas pequeñas, aunque no es una situación probable.

Los conejos domésticos atraen tanto a los ratones como a las ratas. Los roedores tienen un impresionante sentido del olfato, y podrán buscar los recintos de los conejos con facilidad. Los roedores buscarán comida en el recinto, si pueden entrar en él, o en el almacén. Las ratas también comerán los excrementos de los conejos.

Para mantener a los roedores alejados de tu conejo, hay que limpiar rigurosamente el recinto y la conejera de excrementos, comida y ropa de cama sucia. También implica un almacenamiento adecuado y hermético de toda la comida y el lecho de los conejos.

Asegurarse de que la conejera y el recinto son a prueba de roedores también impedirá que los roedores puedan comer los excrementos y la comida, disuadiendo así a los roedores de instalarse permanentemente.

Por lo tanto, es importante que los roedores se instalen de forma permanente.