Cómo cuidar a un cachorro de Husky Siberiano

¿Has adquirido recientemente tu primer cachorro de Husky Siberiano? Hay algunas cosas que el nuevo propietario debe entender para asegurarse de que su nuevo cachorro de Husky sea feliz y esté sano.

Este artículo te enseñará a cuidar adecuadamente a tu flamante cachorro de Husky.

¿Cómo cuidar a un cachorro de Husky?

Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer para garantizar la salud y la felicidad de tu cachorro de Husky.

  • Visitas al veterinario para vacunar y esterilizar o castrar
  • Una dieta nutritiva
  • Enseñarle a ir a hacer sus necesidades y socialización
  • Adiestramiento
  • Vigilancia de los signos de enfermedad

Puedes utilizar estas instrucciones para criar a tu cachorro de Husky Siberiano. Tendrás un compañero fiel para toda la vida si sigues estos sencillos pasos. Si tienes alguna duda sobre cómo cuidar a tu cachorro de Husky, este artículo contiene toda la información que necesitas.

Si no estás seguro de qué hacer, visita al veterinario.

Querrás concertar una cita para tu Husky en la clínica del veterinario en cuanto lo traigas a casa. El médico examinará a tu cachorro y se asegurará de que está sano.

El veterinario comprobará las vacunas que se han administrado a tu Husky. Comprobará si tu perro tiene lombrices y establecerá un calendario de vacunación para ti. Se trata de una serie de vacunas que la mayoría de los veterinarios administran.

¿Cuándo debo vacunar a mi cachorro de Husky?

  • A las seis semanas: Se administrará a tu Husky una vacuna contra el moquillo/parvo/parainfluenza y una vacuna contra la tos de las perreras. Esto suele hacerse antes de que adquieras tu cachorro de Husky del criador.
  • A las nueve semanas: Tu Husky recibirá una vacuna de refuerzo contra el moquillo/parvo/parainfluenza y una vacuna contra la tos de las perreras como parte de las vacunas de su nuevo cachorro.
  • A las 12 semanas: Se administrará a tu perro una vacuna contra el moquillo/parvo/parainfluenza, una vacuna contra la leptospirosis y una vacuna contra la gripe canina.
  • A las 15 ó 16 semanas: Tu Husky recibirá la vacuna contra el moquillo/arvo/parainfluenza, la vacuna contra la leptospirosis, la vacuna contra la gripe canina y la inmunización contra la rabia.

Tu veterinario tomará una muestra de heces de tu perro durante estas visitas para buscar gusanos en sus heces. Muchos de estos parásitos son diminutos, pero algunos pueden verse sin necesidad de utilizar un microscopio. Si descubres algún gusano en las heces de tu Husky, informa a tu veterinario inmediatamente.

How To Take Care Of A Husky Puppy: A First-Time Owner’s Guide

Para eliminar las lombrices, puedes dar a tu Husky un medicamento para cachorros. Tu Husky necesitará ser vacunado, así como prevenir el gusano del corazón, las pulgas y las garrapatas.

¿Cuál es la edad adecuada para esterilizar a mi Husky?

Los veterinarios suelen aconsejar la esterilización de tu cachorro de Husky alrededor de los seis meses de edad.  Otros esperan a que su Husky sea un poco más mayor antes de castrarlo para dar a su perro más tiempo para madurar.

Se aconseja esperar a que tu Husky macho esté completamente maduro, entre los 12 y los 18 meses, para que parezca más masculino.

Se sugiere que tu Husky sea castrado antes de su primer ciclo de celo. Así se reduce la posibilidad de que aparezcan tumores mamarios en las hembras y cáncer testicular en los machos. Corres el peligro de que tu Husky contraiga piometra si no la esterilizas. La piometra es una infección del útero que, si no se trata a tiempo puede ser motal.

Aunque el procedimiento de esterilización de un cachorro es muy sencillo, el husky necesita tiempo para recuperarse. Un perro mayor puede necesitar unos días para curarse. La operación evitará que tu joven Husky desarrolle problemas graves en el futuro.

Proporcionar comida para perros de alta calidad

Debes proporcionar a tu Husky alimentos de alta calidad. Tu Husky necesitará una nutrición adecuada para mantenerse sano. No todos los alimentos para perros contienen los nutrientes que tu cachorro de Husky necesita para su dieta.

Hay varias dietas excelentes en el mercado. La mayoría de los cachorros de Husky necesitan una dieta más rica en proteínas que los adultos. Cuando busques una dieta para tu Husky, busca una con un contenido proteico de al menos el 22%.

Echa un vistazo a la lista de ingredientes del producto en la parte posterior del envase. La proteína debe estar al principio de la lista. Es incluso mejor si se trata de proteínas completas y naturales, en lugar de una comida proteica.

Un cachorro de Husky es casi adulto cuando tiene unos 8 meses. Entonces puede cambiar a la comida para adultos. La mayoría de los Huskies siguen con la dieta para adultos hasta los 7 años, y entonces cambian a la dieta para mayores. Tu veterinario puede recomendarte una buena marca de comida para perros en tu próxima cita.

¿Qué debe comer un cachorro de Husky?

Cuando a tu cachorro Husky le estén saliendo los dientes, puedes ofrecerle comida húmeda y seca en proporciones variables; sin embargo, una vez que tenga todos los dientes, deberás alimentarle exclusivamente con comida seca.

Reduce la cantidad de comida seca que le das a tu Husky si le das comida húmeda, o tendrá sobrepeso.

Entrenamiento y socialización mediante técnicas de comportamiento

Cuando adquieras tu cachorro de Husky por primera vez, deberás educarlo sobre cómo actuar y socializarlo con otras personas y animales. Esto garantizará que el Husky que críes tenga buenos modales. Tendrás que enseñarle numerosas cosas, entre ellas:

  • Entrenamiento para ir a hacer sus necesidades
  • No morder cosas
  • Órdenes sencillas de sentarse y quedarse quieto
  • Cómo caminar a tu lado con la correa

Entrenamiento para ir a hacer sus necesidades

Hay dos formas principales de entrenar a tu Husky para ir al baño. La mayoría de la gente entrena a su Husky en una caja o en un orinal.

El adiestramiento en jaulas es probablemente la forma más común, pero las personas que viven en apartamentos o en una zona donde el invierno es muy duro pueden preferir el adiestramiento en orinales, ya que no tienen que salir al exterior con su perro.

Cómo entrenar a un Husky en la jaula

Algunas personas no quieren tener a su Husky en una jaula mientras van a trabajar. El perro se acostumbra después de un tiempo.

Esto es más sencillo para ti, sobre todo si tu Husky tiene la costumbre de ensuciar toda la casa o destrozar todo lo que hay en ella. Enseñar a tu perro que estar encerrado en una jaula es algo placentero y no amenazante no sólo hará que el entrenamiento para ir al baño sea más llevadero, sino que también le ayudará en las visitas al veterinario y en los viajes.

A los husky les gusta tener su propio espacio. Si les das una jaula con mantas y juguetes, enseguida disfrutarán pasando tiempo en ella. Hacer que sea un lugar agradable y acogedor para pasar el tiempo hará que entrenar a tu Husky para que permanezca en la jaula sea más sencillo.

Cómo enseñar a tu cachorro de Husky a estar en la jaula

Cuando entrenas a tu Husky en una jaula, estás utilizando el concepto de que los Huskys disfrutan estando limpios. No quieren dormir cerca o en su propio pis o heces.

Si la jaula de tu perro es lo suficientemente grande como para que pueda ponerse de pie, darse la vuelta y tumbarse cómodamente, no podrá ir a hacer pis en una esquina y dormir felizmente en la otra.

Si tienes un cachorro de raza grande, considera la posibilidad de comprar una jaula enorme y utilizar el tabique incluido para separar un poco la jaula a medida que tu cachorro crece.

Mételo en su jaula siempre que no puedas vigilarlo. Por ejemplo, cuando tu cachorro Husky quiera dormir, o si no estás en casa.

Cuando tu nuevo cachorro Husky necesite salir al exterior, te lo hará saber. Los lloriqueos y los arañazos en el lateral de la jaula, así como los ladridos, son algunos síntomas típicos. Saca a tu cachorro Husky en cuanto notes cualquiera de estos indicadores.

No permitas que tu Husky orine en la jaula. Esto le enseña que está bien ir a orinar a su jaula.

Con el tiempo, tu cachorro de Husky será capaz de estar en su jaula sin ensuciar.

Entrenamiento en el orinal o en el papel

Si tu Husky necesita orinar dentro y no quieres que ensucie tu casa, el adiestramiento en el uso del orinal es una alternativa fantástica. El adiestramiento para orinar es ideal para quienes trabajan hasta tarde o no pueden llegar a casa durante el día para dejar salir a su perro.

También es ideal para los Husky que viven en apartamentos o en zonas donde el invierno es especialmente duro. Proporcionas a tu cachorro Husky un lugar autorizado para orinar cuando estás fuera, entrenándolo para que haga sus necesidades.

Por otra parte, el adiestramiento para ir al baño no siempre es el mejor método para educar a tu cachorro Husky. Si sólo quieres que tu perro salga al exterior para ir al baño, es mejor no enseñarle cómo hacerlo.

Los orinales pueden ayudar a tu perro a aprender que es aceptable orinar en la casa, lo que podría acarrear problemas más adelante. Muchas veces, esto causa mucha perplejidad a los jóvenes cachorros de Husky.

Cómo entrenar a tu cachorro Husky para ir a hacer sus necesidades

El adiestramiento para aprender a hacer sus necesidades puede ser fácil. Puedes comprar tanto cojines desechables como cojines lavables para entrenar a tu Husky. Coloca una almohadilla para tu cachorro Husky.

Si sacas a tu cachorro Husky para que haga pis, llévalo al lugar que necesita. Tu cachorro Husky se dará cuenta rápidamente de dónde debe hacer sus necesidades.

Adiestrar a un cachorro de Husky para ir a hacer sus necesidades puede ser un reto al principio. Con un poco de perseverancia y paciencia, tu cachorro Husky aprenderá rápidamente dónde debe orinar.

El husky aprende rápido y es un perro muy inteligente. Como la mayoría de los huskys aprenden rápido, generalmente sólo tendrán unos pocos accidentes dentro de casa. Algunos huskys tardan más en aprender a ir orinar porque pueden ser igual de obstinados.

¿Por qué mi Husky lo muerde todo?

Todos los perros pasan por un periodo de dentición en algún momento. Durante esta etapa mastican cualquier cosa. Pierden los dientes de leche y empiezan a crecer los dientes adultos durante este periodo.

Se trata de un hecho típico, pero a veces desagradable. Los primeros dientes de tu cachorro Husky se caerán alrededor de los tres meses de edad, y seguirá perdiéndolos hasta que tenga aproximadamente seis meses. A esta edad, notarás que tu cachorro Husky lo muerde todo, desde los juguetes hasta los zapatos.

Es un hábito que puede ser difícil de romper. Lo mejor es ofrecer a tu cachorro algo que le guste masticar durante su periodo de dentición.

Mientras a tu cachorro Husky le estén saliendo los dientes, masticará una serie de cosas para aliviar las molestias. La dentición, como todo lo demás en la etapa de cachorro, es importante. Sin embargo, masticar los zapatos o los muebles no es algo que deba fomentarse.

How To Take Care Of A Husky Puppy: A First-Time Owner’s Guide

Durante esta edad, debes dotar a tu Husky de juguetes y objetos adecuados para masticar. También debes educar a tu cachorro en que no está permitido morder a las personas ni a otros animales.

Si a tu cachorro Husky le están saliendo los dientes, vigila sus juegos. Estos mordiscos juguetones pueden convertirse a veces en una pelea mortal si hay otro perro en la casa mientras le están saliendo los dientes.

Cómo hacer que tu cachorro de Husky socialice

Siempre es preferible empezar a socializar a tu cachorro de Husky lo antes posible. Ésta es casi con toda seguridad una de las características más esenciales de la crianza de un Husky. La socialización debería comenzar alrededor de las ocho semanas de edad.

La mayoría de las personas comienzan con clases para cachorros. Es un método maravilloso para que tu perro Husky se familiarice con otros cachorros.

Durante los primeros meses de vida de tu cachorro de Husky, tendrás que exponerlo a una gran variedad de ruidos y entornos. Las clases para cachorros le enseñarán a caminar con la correa sin tirones y a responder a órdenes básicas como sentarse, bajar y quedarse quieto.

Durante este periodo, siempre se sugiere que tu Husky sea expuesto a una variedad de entornos sociales con humanos y otros perros.

Tu cachorro de Husky puede asustarse en determinadas situaciones, como al conocer a nuevas personas o criaturas, si no ha tenido una socialización y un adiestramiento adecuados. Ten en cuenta todas las circunstancias de la vida de tu cachorro al enseñarle.

Alrededor de extraños, perros, automóviles, personas en bicicleta, bocinas, escaleras, gatos, visitas al veterinario y multitudes es donde tu cachorro Husky debe estar más tranquilo. Tendrás una existencia mucho más tranquila para ti y para tu Husky si consigues que se acostumbre a estas situaciones.

Cuando tu Husky tiene entre dos y cuatro meses, se siente más cómodo con las cosas nuevas. Puede que aún esté nervioso, pero puedes ayudarle llevándole a lugares nuevos. También debería ir a menudo con gente nueva.

Debes acariciar a tu perro cuando se comporte de forma correcta. También debes intentar ayudarles si tienen miedo a las cosas nuevas. A partir de los cuatro meses, su tolerancia es menor. Esto puede dificultar el adiestramiento de un perro mayor.

Signos de enfermedad en tu Husky

Cuando tu Husky es joven, puede enfermar fácilmente. Algunas enfermedades son graves y muchas veces se pueden prevenir.

Debes asegurarte de que tu Husky está vacunado. Esto ayudará a evitar que se contagie de enfermedades. Pero también debes estar atento a cualquier signo de enfermedad en tu cachorro.

Si notas alguno de los siguientes síntomas, debes llevar a tu cachorro Husky al veterinario lo antes posible:

  • No come
  • No gana peso
  • Tiene vómitos
  • Vientre hinchado y dolorido
  • Tos
  • Letargo
  • Diarrea, con o sin sangre
  • Secreción de la nariz
  • Dificultad para respirar
  • Encías blancas
  • Ojos rojos e hinchados, con o sin secreción
  • No puede hacer pis o caca

Los perros pueden mostrar signos de que no se sienten bien. Si ves alguno de estos signos o síntomas, ponte en contacto con tu veterinario. Ellos pueden decirte qué hacer a continuación y si el perro necesita ser visto.

Cómo cuidar de tu Husky

Tu perro mudará mucho. Puedes reducirlo cepillándolo todos los días. Tu husky tiene dos pelajes, lo que significa que tiene una capa interna y otra externa.

Este pelaje sirve para mantenerlos calientes en invierno y frescos en verano. Una o dos veces al año, tu perro mudará el pelaje. Durante este tiempo, cepíllalo más a menudo para ayudar a que no caiga al suelo.

Reflexiones finales

Los huskys pueden ser muy divertidos como mascotas, pero hay algunas cosas que debes hacer para que tengan un buen comienzo en lo que respecta al mantenimiento de su salud.

En cuanto tengas a tu nuevo cachorro de Husky, ve con él al veterinario. Así podrás asegurarte de que tu mascota está sana y feliz.

Deja un comentario