Cómo adiestrar a un conejo: la guía completa

como adiestrar a un conejo la guia completa Cómo adiestrar a un conejo: la guía completa

Es importante recordar que los conejos son animales sensibles que fácilmente pueden sentirse vulnerables. Si bien es importante ser firme, recuerda que los conejos pueden traumatizarse rápidamente con los gritos y el comportamiento agresivo. Si realmente los asustas, lo recordarán y es posible que ya no confíen en ti.

El adiestramiento de un conejo, por tanto, no depende de gritos o castigos sino de acciones que puedan interpretarse como dominantes. El objetivo es redirigir el mal comportamiento sin causar angustia a tu mascota. Los conejos sabrán si han hecho algo mal durante el juego si, por ejemplo, se les vuelve a poner inmediatamente en aislamiento. Algunos propietarios también usan botellas de spray (ver más abajo) para pequeños delitos menores como una mordedura.

Sin embargo, hay otras formas de desalentar el mal comportamiento, así que sigue leyendo para descubrir cómo mantener un vínculo saludable con tu mascota mientras le enseñas a comportarse bien.

conejo disciplinado

Muestra tu dominio

Una acción física que puede comunicar tu disgusto es presionar un poco la espalda de tu conejo. A los conejos no les gusta pensar que su movimiento está restringido. Esta técnica puede ser efectiva si se enfada demasiado o incluso si se vuelve agresivo cuando no le das golosinas adicionales o cuando dejas de jugar con él. Sin embargo, no presiones lo suficientemente fuerte como para causar molestias; simplemente coloca tu mano allí para recordarles tu posición de fuerza. No persistas con esta técnica si muestra alguna angustia.

Usar premios puede ayudarlos a distinguir el bien del mal, así como recordarles que tú estás a cargo, pero no te excedas. Ofrecer demasiadas recompensas socavará tu posición de dominio.

Adopta una Voz de Autoridad

Los conejos son inteligentes y perceptivos. De hecho, muchas personas no saben que un conejo puede captar órdenes simples como un perro. Sin embargo, adiestrarlos de esta manera no es fácil; puede llevar tiempo y esfuerzo, pero al final puede valer la pena.

Tu conejo captará rápidamente instrucciones simples como “no”, pero trata de no sonar demasiado enfadado cuando le des estos comandos. Una vez que haya dominado el «no», es posible que pueda pasar a instrucciones más complejas como «no hagas eso» y «ven aquí», además de decirles cuándo necesitan saltar de tu regazo.

Deshacerse de los malos hábitos puede requerir un poco de trabajo, pero una vez que tu mascota comience a acostumbrarse a estos comandos, comenzará a comprender lo que intentas decirle y lo que no quieres que haga.

Compra una botella de spray

Los dueños de gatos estarán familiarizados con el uso del agua como elemento disuasorio, y tu conejo reaccionará al agua de manera similar a un gato. No dependas demasiado del rociador ni lo uses para evitar que mastique, pero cuando se portan mal, un rociado rápido con un «no» dominante puede cambiar rápidamente sus hábitos. Pruébalo un par de veces cuando sea necesario y deberían recibir el mensaje.

Recuerda no aplicar el spray directamente en el rostro o la espalda. Demasiada agua puede irritar a tu conejo y empeorar su comportamiento, así que haz un tiempo de espera si no hay un avance obvio.

Usar tiempos de espera

Esta técnica, también efectiva con niños pequeños, es quizás la mejor y más útil forma de enseñanza, ya que actúa como un castigo no agresivo.

Si es posible, elije una parte de la casa donde tu conejo pueda permanecer en soledad pero sin las comodidades hogareñas de su jaula. Solo un breve período sin compañía ni comodidades probablemente cambiará su impulso de portarse mal. Recuerda que los conejos son animales sociales, por lo que se sentirán decepcionados si sus acciones hacen que desaparezcas.

Sin embargo, evita exagerar con períodos prolongados en solitario. Incluso los períodos cortos de tiempo pueden resultar pesados ​​para un conejo aburrido, por lo que no tardará en alegrarse de volver a verte.

Chillar un poco si muerde

La mayoría de los conejos no muerden, pero esto no significa que no puedan o que el tuyo no lo haga. Incluso el conejo más manso puede darte un mordisco en la mano como señal de que le gustas. Trata de tolerar mordiscos suaves en tu piel, ya que esto realmente no causa ningún daño y es solo tu conejo tratando de decirte algo. Sin embargo, ten en cuenta que tu conejo podría morder si se ha perdido algo a lo que está acostumbrado o si tiene hambre de comida o atención.

Quedará claro si tu conejo muerde por estar enfadado. Si quieres hacer que se pare, un chillido lo suficientemente fuerte, pero no tan fuerte como para causar alarma, debería ser suficiente.

Un conejo que muerde por cariño responderá a la idea de que puede estar causando daño y decidirá no volver a hacerlo. La comunicación sutil como esta puede ser muy útil.

Evita aplaudir

Aplaudir puede ser agradable para los oídos humanos, pero los conejos consideran alarmantes los ruidos fuertes repentinos y agudos. Si aplaudes para que dejen de hacer algo, simplemente no captarán el mensaje porque solo se concentrarán en su propia angustia. Peor aún, como los conejos son animales de presa, un susto así puede resultar fatal.

Los comportamientos suaves y tranquilos son los mejores para vincularse con un conejo mascota; por lo tanto, confía en un método que no sea aplaudir y que no tenga un efecto tan negativo.

Nunca golpees ni uses la fuerza física

Así como recoger a un conejo después de que se ha portado mal es demasiado permisivo, adoptar un enfoque físico cuando se porta mal es ir demasiado lejos. En ambos casos, debes ser sutil para que puedan aprender sin asustarse.

Tampoco debes castigarlos por un hábito que no pueden evitar: masticar. Los conejos necesitan masticar, así que asegúrate de que tengan suficiente heno y juguetes. Esta es una mejor manera de evitar que muerdan tus muebles que gritarles o golpearlos.

Golpear a un conejo no trae ningún beneficio para ninguno de los dos. Es probable que tu conejo quede traumatizado y nunca vuelva a confiar en ti. Algunos conejos pueden esconderse durante días si se asustan.

Aceptar ciertos comportamientos y reenfocar hábitos

En lugar de buscar cambiar el carácter de tu conejito, vuelve a centrar su atención en otra cosa, como un juguete para masticar. Toma un enfoque inteligente y elimina cualquier cosa valiosa de su alcance, y si un cierto comportamiento no es un problema, simplemente déjalo pasar.

Todos los conejos tendrán sus propios hábitos y preferencias, así que solo es cuestión de encontrar lo que les conviene. Como los conejos aprecian tener algo para masticar, apóyalos ofreciéndoles muchas opciones. Tu conejo puede tener un juguete favorito, por ejemplo, así que ofrécele el juguete para que lo mordisquee en lugar de permitir que mastique algo que no deseas que se dañe. También asegúrese de que reciban mucha estimulación en sus vidas, ya que esto reducirá los malos hábitos.

Puede que no sea posible cambiar los hábitos de un conejo por completo, pero se pueden reducir significativamente para que no causen un problema. Permitir que tu conejo continúe con sus hábitos de masticación hasta cierto punto es mejor que eliminar todas las oportunidades por completo, ya que esto lo estresará.

Usa una combinación de actividades, interacciones y juguetes para llamar su atención y cambiar sus hábitos. La mayoría de las tiendas de mascotas decentes tendrán algunas opciones divertidas, como pelotas para jugar o pendientes para subir y bajar.

Si un conejo disfruta de cierta actividad, haz todo lo posible para alentarlo, ya que restringir su acceso puede provocar agresión. Trata de ser paciente y comprensivo a medida que conozcas a tu nuevo amigo.