¿Es posible entrenar a un rottweiler como perro de servicio?

Es fundamental elegir un gran perro de servicio, y el proceso de selección es muy individualizado. Diferentes razas de perros son superiores a otras, dependiendo de las exigencias y circunstancias de la persona. Los rottweilers son una raza que con frecuencia se deja de lado en favor de otras razas cuando se trata de «perros de servicio»

Los rottweilers son excelentes perros de servicio por sus características físicas y su amable personalidad. Los rottweilers son brillantes, leales, agradables y tienen una construcción y tamaño robustos.

Debido a su reputación de «raza de matones», los rottweilers suelen ser ignorados cuando se trata de seleccionar un perro de servicio. Sin embargo, esta etiqueta no muestra las características más significativas de este perro, que deben tenerse en cuenta al hacer una elección tan importante.

Rottweilers como perros de servicio

Un perro de servicio es un perro que acompaña a su dueño al trabajo o a otros lugares cuando lo necesita. Es un perro que ayuda a las personas con sus necesidades físicas o emocionales a diario. Ayudan en las tareas rutinarias y actúan como un verdadero amigo de sus dueños.

Las características físicas y mentales de un Rottweiler los califican como excelentes perros de servicio.

Los perros grandes, ante todo, son fuertes. Su volumen ayuda a quienes tienen dificultades para caminar o mantener el equilibrio. Su estructura robusta es más útil que la de los perros pequeños cuando caminan con las personas a las que ayudan.

También pueden realizar cosas como apagar luces, pulsar botones o abrir y cerrar puertas gracias a su altura.

Los rottweilers también son muy inteligentes. Cuando se les dice que hagan algo, si se les ha entrenado correctamente, son extremadamente obedientes. Irán a buscar cosas para la gente o informarán a otros si su dueño lo necesita o está en peligro.

Los rottweilers se desarrollaron originalmente como perros guardianes. Por ello, son extremadamente devotos. Se adhieren a los que conocen y defenderán a su dueño si éste parece estar en peligro.

Esto es especialmente útil para las personas mayores que viven solas y necesitan un perro que las cuide.

A pesar de que mucha gente los considera «razas no amables», los Rottweiler son perros realmente agradables. Desprenden mucho amor y afecto, que es exactamente lo que mucha gente quiere. Adoran a las personas y se llevan muy bien con los niños. Por ello, son perros de servicio ideales para los niños pequeños, porque les gustan mucho.

«Mis tres rottweilers serían excelentes perros de apoyo emocional, ya que estarían encantados de sentarse y acurrucarse contigo. A diferencia de otras razas, los Rottweiler son especialmente buenos para mostrar empatía cuando se trata de las emociones de sus dueños.»

Estos factores básicos pero importantes demuestran sólo algunas de las razones por las que los Rottweilers son tan adecuados para el trabajo de servicio.

Pueden ser adiestrados para realizar diversas tareas y son adecuados para niños y adultos. En consecuencia, son un perro excelente para el puesto porque cumplen una amplia gama de requisitos. Otras razas de perros pueden cumplir sólo una o unas pocas de las necesidades que muchas personas buscan.

Los rottweilers como perros de servicio en el pasado

Como se ha dicho anteriormente, los rottweilers se desarrollaron para ser perros guardianes. Ayudaban a proteger a las personas, el dinero, los bienes y otros activos que debían ser examinados. Con frecuencia servían en el ejército.

Fueron entrenados para proporcionar consuelo mientras trabajaban con niños que tenían cáncer, y esto les proporcionó una perspectiva única sobre las emociones que la gente experimenta cuando se enfrenta a la tragedia.

Los perros de terapia y los perros de servicio son dos cosas distintas. Sin embargo, realizan muchas de las mismas tareas, y el objetivo por el que se esfuerzan en proporcionar consuelo y alegría a las personas es universal.

La principal distinción entre ambos es que los perros de servicio se asignan con más frecuencia a una persona concreta y realizan funciones y asistencia para ella.

Se trata de un tipo de servicio para el que hay que entrenar específicamente, en el que su dueño tiene un problema. Los perros de terapia están más «de guardia» para situaciones o eventos en los que se necesiten sus servicios. Esto puede abarcar desde reuniones importantes hasta escuelas, centros de asesoramiento y zonas de catástrofe.

En el mundo de las terapias, los rottweilers son un elemento importante desde hace tiempo. Incluirlos en la población de perros etiquetados como perros de servicio tiene sentido y sería beneficioso para mucha gente.

Rottweiler como perro de servicio: ¿Cómo preparar a tu perro para este trabajo?

Esto es lo mismo que cuando se trata de cualquier cosa en la vida. Si una lección se enseña de forma incorrecta, el alumno también la aprenderá de forma incorrecta. Es fundamental que los rottweilers sean entrenados para realizar las tareas que se espera que realicen.

Muchos individuos sólo conocen a los rottweilers por las historias en las que atacan a la gente o se portan mal.

Esto se debe a un entrenamiento inadecuado por parte del propietario. El perro no tiene la culpa, ya que si hubiera sido adiestrado correctamente, estos hechos se habrían evitado.

No se puede minimizar la importancia de socializar a los cachorros con otras personas y otros perros. Es fundamental ayudar a estos caninos a acostumbrarse a las personas y a otros caninos. El proceso de socialización, que implica exponer a los rottweilers a diversos entornos, es importante para garantizar que se conviertan en excelentes perros de servicio.

Los rottweilers son excelentes mascotas para una amplia gama de necesidades, pero sigue siendo fundamental que sean adiestrados para el fin específico para el que serán empleados.

Debido a la criticidad del trabajo, el adiestramiento de un perro de servicio suele durar entre 1 y 2 años. Sin embargo, una buena enseñanza puede dar resultados excelentes. Sin duda, merece la pena.

Estas son algunas de las cosas en las que debes fijarte

Al seleccionar un perro de servicio, debes pensar en las cualidades que he enumerado anteriormente. Sin embargo, muchas de esas características también pueden ser un lastre si no están bien adiestrados.

Es difícil discutir que este perro tiene mucha energía. Puede ser agobiante si el Rottweiler se excita demasiado y salta sobre su dueño.

Esto puede evitarse educando al perro de que esto no está permitido y de que debe permanecer tranquilo cuando esté cerca de los humanos. Con un perro muy activo, es más difícil decirlo que hacerlo.

Aunque la lealtad es un rasgo maravilloso, si el rottweiler se pone demasiado a la defensiva, puede llevarle a actuar violentamente si algo parece ir mal. Como no es una característica innata, el perro no reaccionará simplemente de la nada. Esto se debería, una vez más, a una mala instrucción por parte del propietario/adiestrador.

Los rottweilers son fantásticos animales de servicio y pueden superar cualquier expectativa que un perro de servicio pueda proporcionar.

Sin embargo, si no se les entrena adecuadamente, esto puede dar lugar a prejuicios. El aspecto más esencial del adiestramiento de un animal de apoyo es una instrucción buena y coherente.

Deja un comentario