Melatonina para perros: ¿es segura?

La melatonina es una hormona que se encuentra naturalmente en el cuerpo de todos los animales, y por supuesto, en nuestras mascotas y los humanos.

Como complemento, puede ayudarnos a nosotros y a nuestros compañeros caninos a relajarnos y dormir. También puede ayudar con ciertas afecciones médicas.

Si bien siempre debe hablar con su veterinario antes de introducir nuevos medicamentos o suplementos en el régimen de su mascota, aquí hay algunas formas en que la melatonina puede ayudar a su perro a sentirse más saludable y más feliz.

Usos de la melatonina en los perros

La melatonina se puede utilizar en perros con distintos fines. Aquí detallamos varios de ellos:

Ansiedad

La melatonina a veces se administra a perros que sufren de ansiedad. El suplemento puede ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad por separación causados ​​por vacaciones familiares o por cualquier otra causa que le haga separarse de su perro.

También puede ayudar a un perro a calmarse antes de una experiencia potencialmente estresante, como un viaje largo, o una visita al cuidador.

También hay momentos que pueden llegar a ser muy estresantes para algunos perros, como pueden ser las tormentas o los fuegos artificiales. Puede prevenir ese estrés para que su perro no sufra con el ensordecedor ruido de los petardos.

Se usa siempre que es necesario un efecto calmante.

Insomnio

Se cree que la melatonina ayuda a regular los procesos internos que le dicen a nuestro cuerpo si es de día o de noche, cuando dormimos o cuando jugamos.

Las personas pueden usar suplementos de melatonina para superar el insomnio asociado con el desfase horario. También puede ayudar a los perros mayores con disfunción cognitiva a ajustar sus biorritmos y dormir mejor, dice Morgan.

Enfermedad de Cushing

El uso más común de la melatonina es para tratar la enfermedad de Cushing. El suplemento ayuda al cuerpo a bloquear la absorción del aumento de cortisona causado por un tumor Benigno en glándula pituitaria.

La enfermedad de Cushing también puede ser causada por un tumor en las glándulas suprarrenales.

Otros medicamentos que se usan para tratar la enfermedad de Cushing dependiente de la hipófisis pueden causar efectos secundarios graves, como vómitos, diarrea e incluso insuficiencia renal. Aunque suelen ser necesarios cuando un perro tiene síntomas de moderados a graves.

La melatonina parece ser más útil en el tratamiento de casos leves de enfermedad de Cushing.

Efectos secundarios de la melatonina en perros

Si bien la melatonina se considera segura para la mayoría de los perros, es importante hablar con su veterinario antes de administrarla a su mascota.

La dosis dependerá del tamaño del perro y su sensibilidad al fármaco. También es importante que su veterinario ejecute la lista de ingredientes del suplemento. Algunas marcas de melatonina contienen xilitol, que es venenoso para los perros.

El mayor efecto secundario de la melatonina es la somnolencia. También puede causar problemas digestivos y, en algunos animales, aumentar la frecuencia cardíaca. También puede afectar el ciclo de reproducción de las perras y puede causar resistencia a la insulina a los animales diabéticos.

También es importante hablar con su veterinario para asegurarse de que el suplemento no interactúe con otros medicamentos que esté tomando su perro.

Y, como cualquier medicamento, o suplemento, la melatonina podría causar una reacción alérgica en su perro.