¿Para qué se cría el Pointer?

El pointer es una raza de perro bastante particular, y es difícil distinguir con precisión para qué ha sido criado. El término «pointer» es un término curioso para un perro, y cuanto más aprendes acerca de él, demuestra lo ideal que es su nombre.

¿Para qué se crían los Pointers?

Siempre se han criado los pointers con el objetivo específico de ser perros de caza. Están categorizados dentro de la categoría de perros «deportivos» y su función es asistir a localizar la presa en la detección de aves y pequeñas piezas de caza. Actualmente, se siguen empleando para cazar además de ser un animal de compañía familiar.

El nombre del animal revela su papel en la caza, sin embargo, existe muchísimo más en estos animales aparte de lo que se deduce del nombre y la imagen. A partir de su físico y su uso como animal de compañía, el pointer es un animal diferente que tiene muchos puntos fuertes que provienen de su historia y crianza.

Los Pointer y la Caza

Estos perros se crían para ayudar en la caza, desde el pointer inglés hasta el pointer alemán de pelo corto. El nombre de estos perros delata su función concreta: apuntar. Un título totalmente literal, tal y cómo podría ser.

El pointer se deja suelto en espacios abiertos, en los cuales corre alrededor buscando el rastro de animales pequeños en el aire. Otros perros podrán oler el rastro en el suelo, ¡pero no el pointer!

Otros perros podrán oler el rastro en el suelo, ¡pero no el pointer!

Tras rastrear un olor hasta un determinado lugar, permanecerán totalmente quietos. Tendrán la cabeza alzada y la nariz apuntando justo al lugar en el que se encuentra una presa. Su cuerpo permanece erguido y tieso mientras un pie queda colgando en el aire mientras se dobla su muñeca.

Cualquier inclinación y gesto de su cuerpo orienta al cazador hacia el lugar en el que se encuentra la presa. Antiguamente, el Pointer servía exclusivamente para este fin. Indicaban la presa y el cazador iba a recogerla después de disparar.

En la actualidad, se puede enseñar a los pointers a señalar y a recuperar para que sean más completos compañeros de caza.

El origen de la cría de los Pointers

Los pointer son una raza cuyos antepasados son difíciles de identificar con precisión. Ha habido muchas suposiciones e investigaciones para averiguar al máximo la procedencia exacta para estos perros, sin embargo, no hay nada definitivo.

Las fuentes están de acuerdo en que el Pointer de pelo corto inglés y alemán modernos es una mezcla de galgo, sabueso y spaniel. Parece ser que habría más razas en esa lista, como el Terrier, aunque esos serían los mejores candidatos.

Su origen se remonta como mínimo a la Inglaterra del siglo XVII. Existen otras fuentes que trazan que su origen principal es el Pointer español que entró a Inglaterra desde Holanda.

Pasado un cierto tiempo, llegaron a los Estados Unidos.

Se utilizaron expresamente con el fin de buscar y señalizar conejos y otras especies de caza menor para que un sabueso, o cualquier otro perro de caza, las persiguiera y las trajera consigo. Se hicieron muy populares a partir del momento en que la caza de pájaros o el «tiro al vuelo» se volvió común.

Señalaban a la presa y más tarde comenzaron a recogerla cuando caía.

Al principio de la historia, se criaron con diferentes perros y obtuvieron así un perro que fue un cazador muy efectivo y muy agresivo. Tomaron la decisión de emplear un Setter para reducir al mínimo la agresividad que los criadores encontraban.

¡Este es un importante cambio de conducta! La mezcla del Setter fue lo que supuestamente proporcionó a los pointers actuales su temperamento amable.

Las características físicas y el buen temperamento los convirtieron en buenos cazadores

Hoy en día, es posible asignar su aspecto y carácter a su linaje. El haber sido criados para largas jornadas de caza y de ejercicio ha garantizado unas determinadas cualidades en el pointer de la actualidad.

Los pointers poseen una forma facial muy particular que consiste en un » tope» o una muesca en la cara indicando el punto de unión entre la frente y el hocico. Tiene el cuerpo musculoso y delgado, y sus orejas son muy características ya que quedan colgando a los lados de la cabeza.

Su cuerpo fue concebido considerando la velocidad y la agilidad. Además es muy sencillo observar a dónde está apuntando el perro gracias a la figura que tiene. Tienen una forma larga e inclinada apropiada para los fines de la caza.

Si estás buscando un pointer con su otro objetivo, como compañero de la familia, éstas son sólo algunas aptitudes de esta raza.

Como resultado de la crianza llevada a cabo a través del tiempo, acostumbran a lucir un pelaje blanco con manchas de color ( moreno, amarillo, negro o naranja) junto a la cabeza y el pecho. Entre los cazadores es muy común oír la idea de que un excelente pointer nunca tiene un color feo.

 What are Pointers Bred for?

Ya he mencionado que los pointers tienen una constitución física muy activa y atlética. Precisan muchísimo ejercicio y dedicación porque tienen un inagotable caudal de energía. Gracias a su infinita energía, se adaptan mejor a casas con dueños dinámicos acostumbrados a tener perros.

En resumen, en el pasado, se criaron para un propósito particular. Era necesario que tuvieran cierta agilidad, resistencia y vigor como para poder realizar el trabajo de señalización que un cazador desea.

El hecho de que hayan sido criados para ser cazadores no quiere decir que el pointer deje de ser un perro ideal para ti. Se les puede adiestrar para que corran junto a ti a pie o hasta en bicicleta. Ellos pueden ser grandiosos acompañantes de entrenamiento cuando son un poco adultos.

Siempre y cuando estén ocupados durante 2 horas al día, serán maravillosas mascotas. Para estos perros el aburrimiento podría traducirse en actos destructivos. Mucho tiempo a solas y el abandono podría causar que mastiquen todo lo que encuentren y que ladren durante varias horas.

Ellos fueron criados teniendo en cuenta su resistencia durante largos jornadas de caza, así que necesitan tener ese tiempo y hacer otras actividades físicas como una mascota doméstica. Lo genial de los pointers es que a ellos les gusta holgazanear y mantenerse a tu lado tras un día de juegos y de actividad. Después de gastar sus energías al máximo, se convierten en unos perros de casa estupendos.

Es importante considerar que los pointers son robustos y fuertes. Su naturaleza no es agresiva, sin embargo, su energía puede hacer difícil de controlar su fuerza corporal. Para ellos es habitual tropezar contra los muebles y tumbar a los niños pequeños debido únicamente a sus características físicas.

Instintos e impulsos naturales

El hecho de haber sido criado pensando en la caza de pequeñas presas le ha dado al Pointer unos instintos naturales al estar en contacto con animales pequeños. Puede que te sea complicado hacer coexistir un pájaro como mascota y un Pointer dentro de tu casa, porque estos instintos naturales difícilmente serán ignorados por el perro.

Al criar al Pointer desde que es un cachorro juntamente con un gato o cualquier otra pequeña mascota, es más probable la convivencia entre ellos. No es fácil reprimir el instinto que literalmente se ha generado en ellos. Simplemente se trata de un aspecto a considerar cuando se piensa en los pointer.

Su forma de cazar también puede llevarles a perderse o a huir. Debes estar preparado para asegurarte tener una valla fuerte y alta alrededor del jardín. Será doblemente funcional y permitirá que el perro pueda correr libremente por el exterior sin que tengas que estar preocupándote.

Hemos observado que gran parte de los pointers del refugio de animales parecían ser animales de compañía que se alejaron demasiado de su dueño.

Los pointers suelen tener dificultades para concentrarse al permitirles andar sueltos. Al ver alguna ardilla, liebre, pájaro o cualquier otro interesante animal, captan su atención. Parece que tengan una visión de túnel, por lo que nada les puede impedir perseguir a dicho animal.

Hay formas de entrenar a tu puntero, si eres lo suficientemente paciente, para que reaccione a ciertos sonidos para atraer su atención hacia ti. Este sonido puede ser cualquier cosa, desde un silbido hasta una orden. Necesitaría ser algo que se haya vuelto extremadamente familiar para tu puntero a partir de un entrenamiento y uso consistente.

Sin embargo, ningún plan es perfecto, por lo que es mejor mantener a tu perro con una correa cuando camines fuera de tu casa o en otras áreas públicas con coches, personas y otros animales.

Estos perros fueron criados en el pasado con un objetivo concreto. Debían tener cierta agilidad, resistencia y fuerza para realizar la labor de señalar para el cazador. Esto no va a cambiar incluso cuando no se utilice para tal fin.

Hay que comprender sus necesidades y poder disfrutar de una buena vida junto al mejor de los amigos de los perros y los hombres. Estos son tiernos y afectuosos pero con mucha energía. Independientemente de cuál sea el objetivo de tu vida, un Pointer será un fiel y dinámico acompañante.