¿Por qué lloran los caniches?

 

Muchos de los propietarios de caniches se han dado cuenta de que esta raza de perro en particular es a menudo propensa a quejarse, lloriquear y llorar.

A menudo se desconoce la razón exacta por la que los caniches gimen, lloriquean o lloran. Como la mayoría de los perros, los caniches lloriquean para comunicarse. Algunos caniches pueden quejarse o lloriquear porque están estresados, buscando apaciguamiento o atención. Pueden estar sufriendo, o incluso puede ser porque el lloriqueo se ha convertido en un comportamiento entrenado.

Éstas son sólo algunas de las razones por las que los caniches pueden comportarse como lo hacen. El llanto y los lloriqueos pueden significar varias cosas. Para comprender plenamente por qué un caniche se comporta así, debemos analizar otros factores.

Razones por las que los caniches lloran

Hay diferentes factores que explican por qué los caniches lloran. Algunos son biológicos y otros tienen que ver con el adiestramiento. En momentos de angustia o dolor, un caniche también puede llorar.

Es difícil determinar exactamente por qué llora un caniche, porque tu perro puede ser diferente al mío.

Éstas son las principales razones por las que los caniches lloran y gimen.

1. Los caniches lloriquean como método de comunicación

Muchos propietarios de perros desearían poder entender exactamente lo que su perro intenta comunicarles, sobre todo cuando se trata de gemidos.

Los caniches son una raza muy comunicativa y social, y se apresuran a mostrar su alarma o preocupación por una determinada situación.

Como la mayoría de las demás razas de perros, los caniches emplean los gemidos y el llanto como forma de comunicar un deseo o una necesidad a su dueño. Los caniches son conocidos por emitir sonidos de gemidos cuando están excitados, ansiosos, con dolor, frustrados o buscando atención.

Básicamente, este lloriqueo es como cuando otro perro ladra o aúlla. O es como el maullido de un gato. Es una forma de ser vocal y no es necesariamente una mala señal.

2. Los caniches son propensos a la ansiedad por separación

Además, los caniches son perros muy sociables y, por tanto, son más propensos a la ansiedad por separación. Adoran a las personas y a otros animales, por lo que puede ser duro cuando no están cerca de otros.

La ansiedad por separación se produce cuando un perro se apega mucho a su dueño. En ausencia del dueño, el perro se preocupa y se estresa.

Esto puede hacer que recurra al llanto y a los lloriqueos como forma de sobrellevar el hecho de quedarse solo, aunque sólo sea durante un par de horas.

Cómo tratar la ansiedad por separación en los caniches

Si tu caniche llora debido a la ansiedad por separación, hay muchas formas de aliviar su estrés y hacer que se sienta más cómodo estando solo.

Muchos propietarios de caniches descubren que dejar la televisión encendida o poner música relajante puede ayudar a calmar al perro. El ruido de fondo crea una alusión a que hay alguien en casa.

Otros sugieren que dejar una luz encendida si la casa está a oscuras ayudará a tu caniche a combatir la ansiedad por separación.

Conseguir otro perro también puede ayudar.

Otra cosa que puede ayudar a mejorar la ansiedad de un caniche tiene que ver con el comportamiento del dueño cuando se va. Esto también se conoce como «ritual de salida».

Los propietarios suelen tener la tendencia de hacer un gran esfuerzo para dejar a sus perros solos.

En lugar de acariciar, abrazar o besar a tu perro antes de irte, intenta colocarlo en un lugar cerrado unos veinte minutos antes de irte y sigue preparándote como si no fuera a pasar nada. Luego vete en silencio.

Aunque esto parece difícil y casi contraintuitivo, se ha demostrado que ayuda a los caniches a hacer frente a la ansiedad por separación.

Razones adicionales por las que los caniches pueden quejarse o llorar

  • Estrés – Los caniches pueden expresar su estrés ante una determinada situación mediante lloriqueos y gimoteos. Como se ha mencionado anteriormente, la ansiedad por separación es una forma de estrés y, por tanto, se expresa mediante el llanto.
  • Apaciguamiento – Tu perro quiere hacerte feliz y eso suele hacer que tu caniche se emocione y hable.
  • Incertidumbre – No es raro que los perros lloriqueen cuando conocen a gente nueva. Esto se debe principalmente a que se sienten inseguros o les falta confianza en la nueva persona que están conociendo.
  • Excitación – Los propietarios de caniches coinciden en que a menudo lloriquean y gimen de emoción y alegría por una situación determinada (como la llegada de su dueño a casa o la perspectiva de un paseo).
  • Atención – Los caniches emplean el lloriqueo como forma de obtener la atención de su dueño. Este comportamiento suele aprenderse y repetirse cuando se obtiene el resultado deseado.
  • Dolor – A veces los perros expresan el dolor de forma vocal, mediante gemidos o quejidos. La mayoría de las veces los perros no expresan vocalmente el dolor crónico. No es infrecuente que los caniches mayores lloren más a menudo debido al dolor crónico o a un declive de la cognición cerebral debido a la edad.
  • Frustración – Los dueños de perros suelen notar que su mascota grita cuando su juguete favorito queda atrapado bajo el sofá. Este comportamiento habitual es una expresión de frustración.

Llanto y lloriqueo crónico en los caniches

En general, los lloriqueos son comportamientos instintivos, pero también pueden ser un método aprendido que se utiliza para conseguir más atención, comida, etc. A veces, el «llanto» en los perros puede volverse crónico. El lloriqueo crónico no es normal y puede convertirse en un comportamiento problemático.

Intenta no ceder a los lloriqueos. Este principio es muy similar a la crianza de los niños. No quieras malcriar a tu cachorro.

Si un caniche muestra comportamientos de llanto no deseados y crónicos, hay un par de cosas que el dueño del perro puede hacer para combatirlo.

El primer paso es identificar por qué tu caniche tiene un problema de llanto crónico. ¿Llora porque quiere más atención? ¿Llora por una situación de estrés? Una vez identificado esto, entenderás mejor cómo abordar y corregir el problema.

La mayoría de los lloriqueos crónicos pueden combatirse simplemente ignorando el comportamiento de tu perro. Si tu canino está lloriqueando para llamar la atención, es útil simplemente ignorarlo para acabar con su comportamiento.

Si tu perro llora por nerviosismo o estrés, habrá que reforzar la confianza. Por ejemplo, si tu perro está nervioso con gente nueva, puede ser necesario aumentar la exposición.

Las manchas de lágrimas son comunes en los caniches

Es importante señalar que es habitual que los caniches tengan «manchas de lágrimas» debajo de los ojos. Esto no está relacionado con el comportamiento quejumbroso o llorón del perro. Estas manchas de lágrimas se deben a ciertas características físicas heredadas por la raza caniche.

Aunque no están relacionados con los lloriqueos ni los gimoteos, los caniches tienen manchas de lágrimas bajo los ojos.

Una de esas características físicas que comparten los caniches son las cuencas oculares poco profundas y el crecimiento del pelo en los pliegues de la piel. Ambas son causas comunes de la producción hiperactiva de lágrimas, lo que provoca manchas de lágrimas.

Además, los caniches son más propensos a desarrollar conductos lagrimales obstruidos, también conocidos como epífora. Esto ocurre cuando los conductos lagrimales no drenan correctamente, lo que provoca una acumulación de color marrón bajo los ojos.

Factores que provocan las manchas de lágrimas

Las «manchas de lágrimas» en los caniches pueden estar causadas por muchos factores diferentes, como por ejemplo:

  • Reacciones a los aditivos de ciertos alimentos para perros
  • Agua del grifo sin filtrar
  • Alergias
  • Dentición
  • Obstrucción del conducto lagrimal
  • Anomalía de las pestañas o de los párpados
  • Infección de oído

Las manchas de lágrimas se pueden evitar manteniendo a tu caniche en buen estado de salud y limpiando su cara a menudo.