¿Por qué los conejos no tienen almohadillas en las patas?

Los conejos de ficción se representan habitualmente con almohadillas en las patas, ya sea en los dibujos animados o en las ilustraciones de los libros infantiles. Y aunque a menudo no nos fijamos en estas representaciones erróneas de los conejos, estas suposiciones incorrectas pueden ser perjudiciales para los conejos de la vida real.

Los conejos no tienen patas porque sus pies se construyeron para ser fuertes y duraderos y no para ser rápidos. En cambio, las patas de un conejo están acolchadas y protegidas por una capa de pelo grueso. Cuanto más corto es este acolchado de pelo, más vulnerables son los conejos a afecciones como la pododermatitis.

Como la mayoría de la gente desconoce esta peculiaridad física, a menudo se confunden otras cosas con la almohadilla de la pata del conejo. El talón de calcetín, que es una inflamación de los pies, suele confundirse con la almohadilla de la pata en los conejos.

¿Tienen los conejos almohadillas?

Los mamíferos comparten características en su anatomía, una de las cuales son las patas. Todos los mamíferos tienen sus propias patas, que varían de un animal a otro. Estas variaciones se deben a la forma de criar los animales. Las patas del gato están diseñadas para el sigilo y las del perro para la velocidad, por ejemplo.

Pero quizá una de las mayores variaciones en las patas de la anatomía de los mamíferos sea la de los conejos. De hecho, los conejos son la única especie de mamífero que no tiene patas.

En el caso de algunos animales de tres tipos diferentes, esto hace que la pata del conejo sea realmente única. A pesar de ello, la falta de patas no es de dominio público, ni siquiera para los que tienen y crían conejos.

¿Cuál es la función de las almohadillas de las patas?

Las patas son la parte blanda y con garras del pie que se utiliza para la locomoción y que se encuentra en los mamíferos. En concreto, se refieren a la parte delgada, pigmentada y sin pelo del pie.

El pie cubre el colágeno y el tejido adiposo justo debajo de la piel. Este tejido también constituye la almohadilla de la pata. Las patas constan de dos patas principales, cuatro almohadillas digitales para la mayoría de los mamíferos, una almohadilla carpal y una calcomanía.

Las almohadillas de las patas ocupan mucho espacio en la pata, pero ¿cuál es exactamente su propósito? También conocida como almohadilla para el pie, la finalidad principal de la almohadilla para el pie es amortiguar el pie. Para ello, las patas están llenas de tejidos grasos que absorben los golpes.

Como el pie soporta toda la carga del animal, las almohadillas están ahí para proteger la superficie del pie de las superficies con las que entra en contacto. Esto permite que el animal corra contra las superficies rugosas, a la vez que disminuye las posibilidades de lesiones.

En ese sentido, las patas también están ahí para aumentar la velocidad. Al permitir que el animal corra por terrenos accidentados a alta velocidad, las patas también le permiten ganar tracción.

Una almohadilla para las patas también puede servir para un propósito más específico. Para los gatos, la absorción de impactos de las patas también les permite ser sigilosos. Como el ruido también es absorbido por sus patas, los gatos pueden moverse en silencio y sin ser detectados.

Por qué los conejos no tienen almohadillas para las patas

Hay variaciones entre las patas de un mamífero y las de otro. Pero los conejos prescinden completamente de las almohadillas de las patas. En cambio, las patas de los conejos consisten únicamente en una alfombra de pelo grueso. Sin embargo, los conejos siguen teniendo las garras cubiertas por la pata, situada bajo el pelaje y la piel.

Los conejos han evolucionado para fines específicos. En el caso de los conejos, esto significaba eliminar sus patas por completo. Esta falta de patas puede deberse a la forma en que se mueve el conejo.

Los animales se paran, corren o caminan de dos formas principales: plantígrados y digitígrados. Los conejos adoptan ambas formas, pero sobre todo adoptan una forma digitígrada cuando corren. Digigrado se refiere a una forma en la que un animal camina sobre los dedos de los pies.

Hay que tener en cuenta que otros animales digitígrados, como los gatos y las hienas, tienen patas. Sin embargo, es posible que cambiar las almohadillas por el pelo aumente la agilidad y la movilidad del conejo.

¿tienen patas los conejos?

Pieles gruesas en los pies

Sin embargo, los conejos siguen necesitando la amortiguación que les proporcionan sus patas. Para seguir teniendo amortiguación, los conejos utilizan almohadillas de pelo grueso. Son pelos gruesos comprimidos que cubren la almohadilla. Este pelo grueso puede encontrarse bajo los dedos y el corvejón, o en la parte inferior de la pata del conejo.

Aunque esta almohadilla de piel proporciona amortiguación al pie, hay algunos problemas que conllevan estas almohadillas de piel.

Corvejones doloridos en los conejos

Una de las dolencias más comunes de los conejos son los corvejones doloridos. De hecho, los corvejones doloridos son tan comunes que algunos propietarios pueden confundirlos con las almohadillas de las patas. Como la falta de patas en los conejos no es un hecho bien conocido, a veces se dejan sin tratar los corvejones doloridos, lo que provoca más daños.

Denominada médicamente como pododermatitis ulcerosa, el lúpulo de calcetín se refiere a una afección en la que la pata del conejo se pone en carne viva y se inflama. Esto se debe a la fricción constante que tienen las superficies rugosas en la pata. En otros animales, como los pollos, esta afección se denomina comúnmente pata de conejo.

Aunque el corvejón dolorido en sí mismo no es un problema, los corvejones doloridos pueden provocar una infección. Las patas de los conejos son un lugar fácil para infectarse, ya que suelen entrar en contacto con las bacterias de la materia fecal, la orina y las bacterias del suelo. Este riesgo de infección es la razón por la que los corvejones doloridos deben tratarse lo antes posible, y hay que tomar medidas para prevenirlos.

Los conejos con corvejones doloridos suelen evitar poner peso en la pata afectada. Los conejos tenderán a moverse menos y más lentamente, si es que se mueven. Por tanto, un conejo con un corvejón dolorido también puede evitar cualquier otra actividad, como jugar y comer, y preferir sentarse y no moverse.

Fases de los corvejones doloridos

Además de los síntomas de comportamiento, también hay síntomas físicos para los corvejones doloridos. Los corvejones doloridos se presentan en tres fases, una de las cuales empeora si no se trata. Las fases de los corvejones doloridos son las siguientes

Parches de calvicie en la parte inferior de los pies

Las calvas son la primera fase de los corvejones doloridos. Si no se tratan, estas calvas empeoran hasta crear una llaga en la piel, que puede inflamarse.

Estas calvas suelen verse como una zona redondeada y rosada. Aparecerá con más frecuencia en las patas traseras. Si notas esto en las patas de tu conejo, asegúrate de acolchar cualquier superficie rugosa. Vigila estas calvas para asegurarte de que no empeoran.

Pecados inflamados

Si no te vistes, las calvas se inflamarán, dañando la piel expuesta. La inflamación suele significar que has detectado el corvejón dolorido a tiempo. Llegados a este punto, tienes que ponerte en contacto con tu veterinario para que acolche bien el pie.

Pie con llagas en carne viva

Cuando la inflamación no se trata, la piel se infecta. En el caso de infecciones especialmente graves, esto puede incluir hemorragias e incluso abscesos.

En algunos casos, pueden aparecer úlceras, como se indica en Medicina Veterinaria Preventiva. Las infecciones bacterianas deben tratarse lo antes posible. Si no se atiende, las infecciones pueden afectar a otras zonas, como los tendones y los huesos.

Causas de los corvejones doloridos

Los corvejones doloridos son una enfermedad común en los conejos, ya que hay muchas razones por las que un conejo puede desarrollarlos. Estas son algunas de las razones por las que un conejo puede desarrollar corvejones doloridos.

Suelos inadecuados

Tal vez sea la razón más común de los corvejones doloridos, el suelo inadecuado se refiere a los suelos ásperos de las superficies por las que tu conejo corre o pisa a menudo. Para evitar los corvejones doloridos, los conejos deben tener un suelo blando y acolchado. Lo ideal es que este suelo imite la textura natural de la tierra.

Esta es también la razón por la que los conejos nunca deben estar en jaulas de alambre. Los suelos de alambre no sólo son ásperos para las patas de los conejos, sino que además no proporcionan un apoyo adecuado.

Obesidad

Las patas soportan el peso del animal, y las patas ayudan en esta función. Sin patas, los conejos son susceptibles de sufrir daños en sus patas debido al exceso de peso.

Del mismo modo, la obesidad también puede hacer que un conejo mantenga su posición de forma poco natural, provocando presión en algunas partes de la pata. Hay que seguir una dieta adecuada para evitar la obesidad y el dolor que puede llegar a causar.

Problemas esqueléticos

Además de la obesidad, las deformidades del esqueleto, como la artritis, también pueden causar una postura antinatural. Debido a la falta de apoyo en las patas, las razas de pelo fino y corto tienen más riesgo de desarrollar corvejones doloridos.

Con el pelo más corto y fino, hay menos pelo cubriendo la parte inferior del pie. Ejemplos de estas razas son el conejo conejo y los lops de Holanda.

Cómo prevenir el dolor de pelaje

A pesar de que los corvejones doloridos son una dolencia común, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenirlos.

Una de las razones más comunes por las que los conejos desarrollan corvejones doloridos es por un suelo inadecuado. Según un estudio presentado en el 10 Congreso Mundial del Conejo, los conejos alojados en una jaula grande con una malla de alambre desarrollaron corvejones doloridos con mayor frecuencia y gravedad. Esto se compara con un grupo de conejos que estaban alojados en una jaula con una plataforma de plástico.

Para disminuir las posibilidades de que se produzcan corvejones doloridos, evita un suelo de malla metálica. En su lugar, cubre el suelo de tu conejo con una capa gruesa de heno, y asegúrate de mantenerlo limpio.

Aunque no solemos pensar en las patas de nuestro conejo, las ideas erróneas que tenemos sobre ellas pueden poner en peligro su salud. La gente suele confundir los corvejones doloridos con las patas. Sin embargo, los corvejones doloridos son una enfermedad común pero potencialmente dañina que todos los propietarios deberían vigilar.