¿Por qué mi conejo chasquea los dientes?

Los conejos pueden ser difíciles de leer, pero entender su lenguaje corporal puede decirte mucho sobre cómo se sienten. El ronroneo o el castañeteo de dientes es una forma involuntaria que tienen los conejos de expresar sus emociones. Sin embargo, incluso el ronroneo puede tener una gran variedad de significados diferentes.

Los conejos chasquean los dientes o ronronean cuando están felices, cómodos o contentos. Un ronroneo feliz es suave e ininterrumpido. Sin embargo, los conejos también castañean los dientes cuando sienten dolor o están estresados. Este tipo de castañeteo se llama rechinar de dientes y suele ser más fuerte y espaciado.

La visión del castañeteo de dientes de tu conejo puede ser a la vez atractiva y preocupante. Puede que te preguntes si tu conejo está contento, o insatisfecho, o si tiene dolor. Afortunadamente, hay varias formas de distinguir un ronroneo feliz del incómodo rechinar de dientes.

¿Qué significa el ronroneo del conejo?

Un conejo puede ronronear cuando está contento. Sin embargo, los gatos utilizan su garganta para ronronear, mientras que los conejos crean su sonido de ronroneo frotando ligeramente sus dientes. El ronroneo de un conejo suele parecerse a un suave parloteo y es tan relajante como el de un gato.

Tu conejo se siente contenido

Cuando un conejo emite un sonido rápido pero suave con los dientes, indica que se siente relajado y contento. Esto suele ocurrir cuando acaricias o mimas a tu conejo. Tu conejo está tratando de decirte que es feliz, o que confía en ti.

Ten en cuenta que el ronroneo de un conejo es un sonido muy suave. Puede que sólo lo oigas cuando estés cerca de tu conejo, por ejemplo, cuando lo beses o le acurruques la cara. Tu conejo también puede mostrar su satisfacción moviendo las mandíbulas y los bigotes lentamente mientras chasquea los dientes.

El ronroneo de tu conejo puede ir acompañado de suaves sacudidas de la nariz o de otras partes del cuerpo. Asegúrate de que eres capaz de diferenciar las sacudidas normales de los temblores o sacudidas que pueden ser un signo de estrés o de un problema de salud subyacente.

Tu conejo se siente seguro

Tu conejo puede hacer este sonido cuando se siente especialmente tranquilo. Esto puede ocurrir en medio de una sesión de caricias, de cuidados o de establecimiento de vínculos entre tu mascota y tú. También puede significar que tu conejo se siente totalmente a gusto y seguro a tu alrededor.

Si quieres sentir el ronroneo de tu conejo, coloca tu mano en el lado de la cara de tu conejo. El ronroneo de un conejo es un suave rechinar de dientes que debe sentirse como una vibración que se origina en sus muelas.

Si tu conejo se siente seguro, también notarás que tiene los ojos semicerrados mientras ronronea. Por tanto, si notas que tu conejo castañetea los dientes con regularidad mientras lo acarician o le dan caricias, lo más probable es que estés haciendo un gran trabajo para mantenerlo cómodo y feliz.

Tu conejo tiene dolor

En el otro extremo del espectro, el ronroneo de un conejo puede ser un indicador de dolor o malestar. Los gatos también son similares en este sentido. Algunos expertos creen que los gatos ronronean cuando tienen dolor como medio de calmarse, de forma similar a como lo hace un niño cuando se chupa el pulgar para sentirse mejor.

Las causas comunes de dolor que pueden hacer que tu conejo castañetee o rechine los dientes son

  • Traumatismo físico. Los conejos tienen huesos delicados. Por lo tanto, si tu conejo se cae de una altura o se deja caer accidentalmente, sufrirá una dolorosa lesión.
  • Los conejos pueden sufrir un traumatismo.
  • Dolor después de la cirugía. La cirugía (como la esterilización o la castración) puede ser incómoda y angustiosa para un conejo. Tu conejo puede rechinar los dientes durante un par de días.
  • Dolor después de la cirugía.
  • Dolor articular. El envejecimiento aumenta el riesgo de artritis y otras enfermedades óseas degenerativas en los conejos. Las extremidades de tu conejo le dolerán cada vez que se mueva, por lo que debes estar atento a cualquier señal de alarma.
  • Los conejos pueden sufrir dolor de cabeza.
  • Dolor dental. Los dientes de los conejos crecen continuamente, por lo que deben desgastarse masticando regularmente alimentos fibrosos como el heno. Si los dientes de tu conejo siguen creciendo, le causarán un fuerte dolor. La enfermedad de las encías es otra causa de dolor dental en los conejos.
  • Problemas gastrointestinales. Los problemas gastrointestinales, como la estasis gastrointestinal que implica un bloqueo intestinal, pueden causar un dolor intenso en los conejos. Si no se tratan, los problemas digestivos pueden ser mortales.
    • Aunque no se ha investigado mucho sobre por qué los conejos castañean los dientes cuando tienen dolor, como propietario es útil prestar atención a tu mascota. Busca otros signos de dolor, como orejas presionadas o una postura agachada. Tu conejo puede necesitar atención veterinaria.
conejo castañeteando los dientes cuando se le acaricia

Importancia del control del dolor

Un dolor excesivo puede prolongar el tiempo de recuperación de tu conejo tras una lesión o enfermedad. Según la Asociación y Fondo para el Bienestar del Conejo, también hace que los conejos pierdan el apetito y dejen de comer. Esto ralentiza el tracto digestivo y acaba por cerrarlo, provocando la muerte.

El dolor excesivo también puede hacer que los conejos entren en shock y mueran en uno o dos días, aunque la lesión o la enfermedad en sí no sean mortales.

Si tu conejo rechina los dientes y muestra otros signos de malestar, el control del dolor es vital para su pronta recuperación. El control del dolor disminuye el estrés asociado a la cirugía, mejora las funciones respiratorias, reduce la duración de la estancia en el hospital, acelera la movilidad e incluso disminuye la propagación del cáncer tras la cirugía.

Además, tu conejo volverá a su comportamiento y hábitos alimentarios normales en cuanto se le alivie el dolor. Por lo tanto, si tu conejo rechina los dientes, el reconocimiento precoz y la gestión rápida del estrés y la ansiedad pueden ayudar al tratamiento veterinario.

Los conejos sienten dolor y estrés y pueden rechinar los dientes después de cirugías invasivas, como la esterilización y la castración. Habla con tu veterinario sobre los analgésicos durante la cirugía y durante al menos 24 horas después del procedimiento.

Tu conejo está estresado

El rechinar de dientes o el castañeteo no siempre es un signo de satisfacción, y puede ser una indicación de lo contrario. Tu conejo puede hacer este sonido si está emocionalmente angustiado por el nerviosismo, la ansiedad o el miedo.

El parloteo puede significar que tu conejo está en modo pánico, debido a una situación nueva o desconocida, por ejemplo. Tu conejo estresado puede incluso castañear los dientes mientras sus ojos sobresalen de la cabeza.

Si tu conejo está estresado, eliminar la fuente puede ayudar. Las causas más comunes de estrés son:

      • Espacios de vida pequeños e insalubres
      • Demasiado tiempo en el recinto
      • Demasiado tiempo solo
      • Demasiada luz en la conejera
      • Temperaturas cálidas
      • Ventilación inadecuada en la conejera
      • Ruidos fuertes y bruscos (como relámpagos o vecinos ruidosos)
      • Experiencias desconocidas, como los viajes en coche o la visita al veterinario
      • Cambios de rutina, especialmente los que implican la hora de comer y jugar
      • No estar más con un amigo vinculado
      • Aburrimiento o no poder cavar, correr, saltar o trepar
      • Cuál es la compañía no deseada, como un gato o un perro
      • Presencia de animales depredadores
      • Otro conejo dominante o acosador.

Conejo chillando mientras duerme

Es posible que notes que tu conejo rechina los dientes mientras duerme. Al acariciar su cabeza, incluso puedes sentir que su barbilla y mejillas vibran. Por suerte, tu conejo está emitiendo sonidos de ronroneo y te está diciendo que está contento y cómodo.

En la mayoría de los casos, los conejos ronronean mientras se les acaricia y también pueden quedarse dormidos de este modo. A veces, cuando los conejos están dormidos, puedes notar una ligera sacudida de las mejillas, de la cabeza o incluso de todo el cuerpo. Esto significa que tu conejo está teniendo sueños de conejo.

conejo ronroneando

Entender el estilo de parloteo de tu conejo

Si intentas comprender los motivos del parloteo de tu conejo, escuchar atentamente su estilo de ronroneo puede ayudarte.

Un parloteo suave e interrumpido suele significar que un conejo está contento o emocionado por algo. Puede deberse a que tu conejo aprecia tu presencia, o a que está encantado de ver su croqueta favorita.

Si tu conejo parlotea continuamente, se detiene y vuelve a empezar, también significa que está contento. También podría significar que tu conejo está esperando ansiosamente su próxima sesión de mimos o caricias contigo. En cualquier caso, no es motivo de preocupación.

Tu conejo también puede ronronear cuando le acaricias el cuerpo. De nuevo, se trata de un signo de placer y de una sensación de serenidad.

¿Pero qué pasa con el ronroneo asociado al dolor y la ansiedad? Aunque el ronroneo y el rechinar de dientes se producen de la misma manera en los conejos, el sonido de un conejo al rechinar los dientes es difícil de pasar por alto.

A menudo, el rechinar de dientes asociado al dolor, el estrés o la incomodidad va acompañado de otros síntomas, como letargo, falta de apetito, rechazo a pagar y cambios en los hábitos de la caja de arena. Es posible que tu conejo no se muestre tan vertiginoso y alegre cuando se le acaricia o se le ofrecen sus golosinas favoritas.

Mi conejo rechina los dientes cuando se le acaricia

Los conejos pueden sobre estimularse cuando se les acaricia. Por lo tanto, fíjate en las señales sutiles que indican que tu conejo ya ha recibido suficientes caricias, como por ejemplo

      • Se retuerce y se mueve en tu regazo. Esto es un signo de incomodidad.
      • Señoras y Señores.
      • Ojos saltones. Es posible que tu conejo esté buscando una ruta segura para escapar.
      • Por ejemplo, si se mueve en tu regazo.
      • Gruñidos bajos. Tu conejo se está poniendo inquieto y desea que le dejen en paz.
      • Los ojos de los conejos son muy brillantes.
      • Rechinar los dientes con fuerza. Los ronroneos de tu conejo pueden transformarse en un fuerte rechinar de dientes. Esto es una señal de que tu conejo se está estresando y quiere que dejes de acariciarlo.
      • Los ronquidos de tu conejo pueden transformarse en un fuerte rechinar de dientes.
      • Hundirse en tu regazo. Tu conejo quiere que dejes de acariciarlo.
      • Mordiscos o mordiscos. No ver las sutiles señales de tu conejo pidiéndote que dejes de hacerlo puede hacer que recurra a ser físico.

Se trata de un problema de salud.

¿Mi conejo ronronea o rechina los dientes?

    • Signos
    • Significado
    • Charla suave e ininterrumpida
        • Purmullo
        • Tu conejo está cómodo y contento
    • Particular suavemente mientras se le acaricia
      • Retorcido
      • Su conejo es feliz y se siente bien.
      • Tu conejo es feliz, se siente seguro y puede incluso dormirse pronto
    • Hablar mientras duerme
      • Retorcido
      • Su conejo está cómodo y contento
      • Su conejo está contento.
      • Tu conejo está cómodo y contento
    • Carraspeo fuerte
      • Rechinamiento de dientes
      • Tu conejo tiene dolor o está estresado
    • Participación lenta con múltiples pausas
      • Rechinamiento de dientes
      • Tu conejo tiene dolor o está estresado
    • Cataca y sacudida del cuerpo
      • Rechinamiento de dientes
      • Estrés y ansiedad
      • Dolor intolerable por lesión o enfermedad
    • Ojos saltones y parloteo
      • Rechinamiento de dientes
      • Tu conejo está estresado y con dolor
    • Falta de interés hacia la comida y el juego
      • Rechinamiento de dientes
      • Estrés o dolor
      • Puede estar causado por una enfermedad, dolencia, cirugía o una visita reciente al veterinario
    • Se trata de un problema de salud.

Ten en cuenta lo siguiente si no puedes distinguir los ronroneos de tu conejo del rechinar de dientes:

      • Volumen del ronroneo. El ronroneo de un conejo suele ser suave y blando. El rechinar de dientes, por el contrario, es fuerte y casi suena agresivo o enfadado.
      • Frecuencia. Los sonidos de ronroneo de un conejo suelen ser constantes, con pocas o ninguna pausa entre ellos. El rechinar de dientes es mucho más lento y espaciado.
      • Movimiento de los ojos. Cuando un conejo ronronea, suele tener los ojos cerrados y su conejo parece relajado en general. El rechinar de dientes suele ir acompañado de unos ojos prominentes y saltones que indican que tu conejo está estresado, tiene miedo o siente dolor.
      • Movimiento del cuerpo. Un conejo que ronronea estará relajado. Un conejo que rechina los dientes puede mostrar otros signos de estrés y dolor, como temblores o sacudidas del cuerpo.
        Los conejos no son animales ruidosos. Al estar en la parte inferior de la cadena alimentaria, están genéticamente predispuestos a ocultar los signos de dolor, malestar y estrés para evitar ser comidos por cazadores oportunistas.

Los conejos no suelen mostrar ningún signo de mala salud hasta que ya no pueden ocultarlo. Por tanto, los propietarios deben comprender a sus mascotas y sus comportamientos normales.

Si tu conejo muestra falta de interés por la comida o el juego, parece aburrido, no muestra sus signos habituales de satisfacción, lo más probable es que tengas que acudir al veterinario de inmediato.

Otros sonidos de conejo feliz

Si notas que tu conejo se pone de lado, corre, salta o brinca, suele significar que está contento. Además de ronronear, tu conejo puede mostrar signos de satisfacción en forma de cacareo o zumbido.

Un cacareo de conejo no suena como una gallina. Es mucho más suave y suele significar que está contento con lo que está mordisqueando.

Tu conejo puede incluso tararear cuando está contento. Aunque muchos conejos sólo zumban en raras ocasiones, la mayoría de los cuidadores de conejos relacionan el zumbido con un macho no castrado que intenta cortejar a una posible pareja.