¿Los Beagles pueden estar en el exterior cuando hace frío?

Me gustan los beagles, pero en el invierno, resulta que vivo en un lugar que hace mucho frío. Primero quise investigar mientras consideraba tener uno, si los beagles sobrevivirían en el frío exterior.

Así que, en el frío, ¿pueden estar los beagles fuera? Los beagles tienen el pelo corto y no son adecuados para condiciones climáticas extremas o duras. Sufrirán enfermedades como la congelación y la hipotermia si se les deja fuera en el frío durante demasiado tiempo. Cuando hace frío, es más seguro que un beagle esté dentro.

Los beagles pueden verse afectados por el clima frío de varias maneras, pero también hay medidas de protección que se pueden tomar para proteger a tu perro del frío.

¿Cómo afecta el frío a un Beagle?

Aunque un corto período de tiempo en el frío no afecta demasiado a un beagle, puede resultar perjudicial una estancia demasiado larga. Una explicación de esto es que en el invierno, el aire es mucho más seco, y la exposición a largo plazo al aire seco comenzará a afectar negativamente las patas, la nariz y la piel de un beagle.

Patas de un Beagle

Debido a la falta de humedad en el aire, las almohadillas de piel de las patas de un beagle pueden comenzar a secarse durante el invierno. Esto puede eventualmente contribuir a las grietas y cicatrices, y al malestar general del perro.

Los productos químicos que se usan para derretir el hielo, o la arena y la sal que se pueden encontrar en ciertas carreteras, aceras y otras superficies son otro problema para las patas durante el invierno. Esto puede causar que las almohadillas de un beagle tengan quemaduras químicas o un agravamiento general, por lo que es vital estar atento cuando se saque a pasear al perro durante el invierno.

La nariz de un Beagle

La nariz de un beagle también puede empezar a agrietarse, como los labios de un humano que pueden agrietarse durante el frío del invierno. Este agrietamiento aumentará si el perro se lame la nariz, lo que podría causar que se la lama aún más, en un bucle de incomodidad.

Una nariz agrietada puede causar que el perro sienta cosquilleo y picazón, y también puede conducir potencialmente a que se corte la nariz e incluso a una infección.

La piel y el pelo de un Beagle

El aire frío y seco también puede causar que la piel y el pelaje de un beagle tengan problemas. Puede dar lugar a picor, así como a problemas con el adelgazamiento del pelaje. La estática también puede causar pérdida de pelo debido a la rotura, también.

Los beagles también mudan más a medida que avanza el invierno, y para evitar infecciones y permitir que su pelaje de invierno llegue de la manera correcta, es vital mantener al perro limpio para que tenga su pelaje seguro.

Los beagles suelen tener el pelo corto, y por lo tanto su pelaje no hace nada para proteger su piel y su cuerpo de ser dañados, tanto como los humanos cuando están fuera en el frío.

¿Cuáles son los otros peligros del frío?

Hay algunas otras cosas que hay que tener en cuenta también, además del efecto físico que el frío tiene en los beagles. Trata de no dejar que tu perro beba de las salidas exteriores, como canaletas o charcos, ya que estos pueden contener contaminantes que son tóxicos para un beagle, como el anticongelante y la gasolina.

El hielo también puede ser un peligro, y es vital tener en cuenta dónde está para que su beagle no se acerque demasiado y pueda resbalar en el agua helada o deslizarse y hacerse daño.

También es crucial estar atento a dónde está tu beagle cuando estás fuera todo el día. Para estar seguros, muchos animales pueden encontrar refugio en lugares como motores de coches o capós. También pueden alejarse y quedarse atrapados en sótanos, bancos de nieve o áreas de difícil acceso, lo que puede llevarlos a la hipotermia o la congelación.

La congelación no siempre es evidente al instante. Las orejas, patas y cola del perro pueden enfriarse lo suficiente como para que se formen cristales de hielo en el tejido y lo dañen.

Cuando la temperatura corporal del perro baja demasiado, se produce una hipotermia. A veces, puede ser leve y provocar fatiga, letargo o ansiedad. Los músculos tienden a endurecerse a medida que se intensifica, la respiración y el ritmo cardíaco disminuyen y el perro puede dejar de responder a los estímulos.

¿Qué se puede hacer para proteger a los Beagles del frío?

En realidad, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a proteger a tu beagle del frío. Para proteger sus pies, puedes usar cera para patas de perro para evitar que los químicos o la sal dañen sus almohadillas.

Hay bálsamos nasales caninos que se pueden usar para ayudar a evitar los cortes y los problemas con la piel de la nariz de tu perro. Hasta que salga al exterior, puede aplicarse y utilizarse varias veces al día para ayudar a curar una nariz que ha sido dañada por el duro clima invernal.

Asegúrate de no reducir los baños para la piel y, de hecho, mantén el horario previsto. Esto es para que pueda permanecer seguro e hidratado con su pelo, protegiéndolo del aire seco. Un acondicionador sin enjuague también puede ayudar a proteger contra la estática. Como eso puede pasarse por alto a veces, es importante tener en cuenta la cola y las patas también.

Otra buena idea es asegurarse de que bebe mucha agua el beagle. Esto no sólo evita que beba el agua potencialmente peligrosa del exterior, sino que, como protección del aire seco que lo rodea, ayudará a mantenerlo hidratado.

Con la ropa de invierno, algunas personas quieren cubrir a sus beagles, como los humanos que se ponen más capas y abrigos. Hay suéteres y escarpines distintivos, del tamaño de un beagle, que pueden usarse por un tiempo cuando se necesita llevar al perro a pasear.

Los escarpines ayudan a disuadir a su perro de lamer y quebrar sus patas, además de protegerlo de los químicos y la sal que puede absorber cuando camina. Un suéter simplemente actuará como una capa extra de calor y seguridad para tu beagle, y durante los monótonos meses de invierno también es un bonito accesorio y una forma de mostrar la personalidad de tu perro y la tuya.

También es importante recordar que el apetito de un beagle cambiará durante los meses de invierno. Esto se debe a que, durante este tiempo, se necesitan más calorías para mantener el cuerpo caliente. En el invierno, puede necesitar hasta un 15% más de comida, pero no tienes que añadir otra comida completa.

Puede ser una buena idea consultar con un veterinario antes de llevarlo al exterior durante los meses fríos si tu beagle es muy joven o es un adulto ya viejo. Esto se debe a que, especialmente con los perros mayores, sus sistemas inmunológicos pueden ser más débiles, y sus articulaciones pueden dolerles más cuando hace frío.

Antes de pasar mucho tiempo afuera en el frío y la nieve, es bueno tener en cuenta las necesidades únicas de tu beagle.

Preguntas relacionadas:

¿Qué temperatura puede tolerar un beagle? En temperaturas por encima de cero grados un beagle estaría bien. Las temperaturas por debajo de eso pueden empezar a afectar negativamente a un beagle, y la exposición al aire libre debe reducirse, ya que sus cuerpos estarán estresados.

¿Cómo puedes saber si hace demasiado frío para un beagle? Hay que buscar algunos síntomas, como lloriqueo, escalofríos, disminución de la velocidad o madrigueras. Otra estrategia es sentir sus oídos también. Si sus oídos se sienten fríos, especialmente en los bordes, calentar a su perro con una manta y calor podría ser una buena idea.

¿Los beables pueden pasar la noche al aire libre? Los beagles solían ser utilizados para la caza en el pasado, y por lo tanto era más probable que se enfrentaran a tener que permanecer al aire libre. La mayoría de los beagles están ahora domesticados y por lo tanto tendrán más dificultades para permanecer mucho tiempo al aire libre, especialmente bajo condiciones climáticas extremas.