Qué cosas no le gustan a los hámsters

que cosas no le gustan a los hamsters Qué cosas no le gustan a los hámsters

A los hámsters no les gusta que les molesten mientras duermen, que les toquen mucho o que les hagan cosquillas. Tampoco les gusta que les cambien de lugar de repente o que les hagan ruido.

¿Qué cosas estresan a los hámsters?

Los hámsters son muy sensibles a los cambios en su entorno y a las experiencias estresantes. Pueden estresarse por muchas cosas, como el ruido, la luz, el movimiento, los olores, los cambios de temperatura, la falta de comida o de agua, o el estar en un espacio confinado. Si un hámster está estresado, puede mostrar signos de ansiedad, como comerse las uñas, rascarse, jadear, estar hiperactivo o estar más callado de lo habitual.

¿Qué cosas son malas para los hámsters?

Los hámsters son animales muy limpios y no necesitan mucho cuidado. Sin embargo, hay algunas cosas que son perjudiciales para ellos y que debemos evitar.

La comida chatarra es mala para los hámsters. Esto incluye dulces, pasteles, galletas y otros alimentos ricos en azúcar o grasa. También debemos evitar darles huesos, ya que pueden ser dañinos para su estómago.

Otros alimentos que debemos evitar son los que son altos en fibra, como la verdura de hoja verde. La fibra puede causar problemas intestinales en los hámsters y hacer que se sientan mal.

También debemos tener cuidado con los químicos que se encuentran en algunos productos de limpieza y cosméticos. Estos pueden ser tóxicos para los hámsters y causar enfermedades graves.

¿Qué pasa si le doy pan a mi hámster?

Hay varias cosas que pueden pasar si le das pan a tu hámster. En primer lugar, el pan puede no ser lo suficientemente nutritivo para ellos y pueden necesitar comer otros alimentos para mantenerse saludables. También, el pan puede ser difícil de digerir para ellos y puede causarles problemas estomacales. Por último, el pan puede atragantarse y asfixiarse, así que ten cuidado de no darle demasiado.

LEER  Qué pasa si le das naranja a un hámster

Los hámsters no les gusta que les molesten cuando están durmiendo, que les toquen la cola, que les cambien de lugar de su jaula o que les den de comer comida chatarra.