¿Qué es el comportamiento de montar en los conejos?

La monta en los conejos es una señal de que quiere reproducirse, o de que se está comunicando. Es normal que los conejos, castrados o no, se monten y se encorven con otros conejos. Sin embargo, hay un punto en el que hay que dejar de montar, ya que puede dar lugar a peleas.

Los conejos montan a otros conejos para comunicarse. En gran medida, esta comunicación se centra en que los conejos determinen una jerarquía social. Los conejos son extremadamente sociales y dependen del establecimiento de esta jerarquía. Un conejo dominante montará a los conejos subordinados para situarse inicialmente como jefe y, ocasionalmente, después para afirmar su lugar. La monta también puede indicar que tu conejo está alcanzando la madurez sexual.

La monta es un comportamiento normal en los conejos. Sin embargo, es importante observar la frecuencia con la que el conejo monta. También es clave comprobar cómo responde el conejo que se monta. Cualquier vocalización, mordisco, patada o huida son signos de que el conejo no está dispuesto a ser subordinado. Los conejos deben estar separados para evitar que se produzcan peleas.

¿Qué significa la monta de conejos?

La monta en los conejos es una respuesta de cría o los conejos se comunican. Por extraño que parezca, este comportamiento es totalmente natural.

La monta del conejo significa que está intentando criar, lo cual es un instinto que puede aparecer incluso si está castrado. La primavera suele disparar las hormonas, incluso en los animales que no pueden criar, lo que conduce a comportamientos relacionados con la reproducción. La monta también es un comportamiento de cortejo. Significa que un conejo muestra su interés por vincularse o aparearse mediante la monta, y el otro demuestra si corresponde a estos sentimientos permitiéndolo.

Montar también significa que el conejo está realizando uno de los muchos comportamientos complejos que los conejos utilizan para establecer y reforzar la estructura social. Esto puede estar motivado por el sentimiento territorial del conejo, o por la necesidad de establecer una jerarquía con otros conejos. Es muy frecuente que se produzcan montajes entre conejos que no están familiarizados con uno y otro.

Por estos motivos, vigila las montas. Según el escenario y la frecuencia, pueden producirse peleas entre los conejos.

¿Por qué los conejos se montan?

Los conejos son sociales, y también tienen jerarquías muy estrictas. Hay muchos comportamientos que los conejos mostrarán al establecer dichas jerarquías, como perseguir, lamer, circular, jorobar y acicalarse.

Si hay dos conejos luchando por la dominación, también pueden morder, patear y pelear. Una vez que se ha establecido una jerarquía, el conejo dominante puede seguir imponiéndose mediante diversas acciones.

Los conejos no tienen una temporada de cría determinada. Los machos y las hembras pueden criar durante todo el año, lo que explica en parte que las poblaciones de conejos puedan florecer rápidamente sin control. Un ejemplo de ello CSIRO Wildlife Research señala; las hembras dominantes, en una colonia salvaje, tuvieron múltiples camadas de cachorros en un solo año. Esta capacidad de criar de forma persistente significa que la monta como comportamiento de apareamiento también puede producirse a lo largo del año.

¿qué es la monta hacia atrás en los conejos?

Sin embargo, la primavera suele desencadenar los instintos de apareamiento. O, al menos, los hace mucho más fuertes. La primavera es el momento en que los conejos, hembras y machos, tienen picos de estrógeno y testosterona en sus respectivos sistemas. Estos picos hormonales dan lugar a un comportamiento reproductivo excesivo, como el jorobado. Esto puede ocurrir entre machos y hembras, o entre parejas del mismo sexo que reafirman las jerarquías sociales antes de que comience el apareamiento. En la naturaleza, las parejas dominantes se reproducen antes que los demás miembros de la colonia.La primavera es la época ideal para que los conejos se reproduzcan. Hay abundancia de comida y el tiempo es estable y suave, lo que ofrece a los cachorros de conejo mayores posibilidades de supervivencia. Los conejos domésticos conservarán este instinto de reproducción durante la primavera, incluso si están castrados. Es posible que notes que tus conejos montan con más frecuencia durante unas semanas en primavera por este motivo.

Un conejo también puede montar a otro si tiene otros olores encima y desea volver a marcar su territorio. Esto puede ocurrir si los conejos se trasladan a un nuevo recinto o casa, o si uno de los conejos se ha ido durante un periodo de tiempo.

Comportamiento de montaje y mordida del conejo

Durante los actos de monta, algunos conejos también pueden morder. Este mordisco suele ser un pellizco, nada más que un pellizco, y es otra forma de comunicación entre conejos. Normalmente, el conejo que intenta establecerse como conejo dominante, o alfa, es el que muerde.

Los verdaderos mordiscos surgen cuando el conejo que se monta también quiere ser el conejo dominante. Puede advertir al otro conejo de que se aleje con un pellizco, que puede convertirse en un mordisco más fuerte si se ignora. Los mordiscos pueden provocar heridas o pieles arrancadas. Si este comportamiento continúa, puede producirse una pelea.

En caso de que se produzca algo más que un suave mordisco, que también es una táctica habitual de acicalamiento, es importante separar a los conejos. No todos los conejos se llevan bien, y puede ser necesario alojarlos por separado por su propia salud y seguridad.

¿Por qué las conejas hembras se juntan?

Las hembras de conejo se joroban unas a otras como medio de afirmar su dominio social. La Jornada Italiana de Zoología registró este comportamiento entre dos conejas hembras de una colonia que ya tenía una jerarquía establecida. Se trata de un comportamiento habitual tras alcanzar la madurez sexual. Es un medio de afirmar la dominación sin pelear.

Si una de tus conejas hembras joroba a otra, está resolviendo problemas de territorio o de dominio social.

¿Por qué dos conejos machos se juntan?

Los conejos machos se joroban mutuamente por las mismas razones que las hembras: para mostrar su dominio. Existe una pequeña posibilidad de que este comportamiento inspire más mordiscos agresivos si uno de los conejos no cede a subordinarse al otro.

Cabe señalar que las conejas hembras también pueden montar a los conejos machos. En la mayoría de las parejas y grupos, es el conejo hembra el que se convierte en «perro superior».

¿Qué es la monta al revés en los conejos?

La monta al revés es cuando el conejo monta al otro por delante en lugar de por detrás. Es una forma de comunicación y de que el conejo muestre su dominio.

Algunos sugieren que se desaconseje la monta hacia atrás. Los conejos pican para decirle al otro que ya está harto, y la monta hacia atrás expone el vulnerable vientre y los genitales del montador. Separa a los conejos si se produce una monta hacia atrás para evitar incidentes como éste.

¿Por qué los conejos se dan golpes en la cabeza?

Algunos sugieren que la monta hacia atrás es una forma de que los conejos comuniquen ciertas cosas. Por ejemplo, el deseo de jugar, la voluntad de criar o establecer un vínculo, o que el conejo dominante reafirme el lugar del otro en la jerarquía. Por extraño que parezca, también puede ser una señal de afecto, o eso creen algunos.

También sería justo suponer que un conejo inundado de hormonas podría estar tan mentalizado que podría montar a su pareja de forma incorrecta.

Conejo macho castrado que todavía monta

La esterilización de los conejos pone fin a muchos comportamientos indeseables y destructivos. El Journal of Exotic Pet Medicine señala que estos comportamientos incluyen

  • Salpicaduras de orina
  • Mordisqueo
  • Medición
  • Agredir
  • Asfixia
  • Excavar
  • Cuidar

La monta, como comportamiento, no es destructiva. De hecho, es un importante método de comunicación entre conejos. Por esta razón, los conejos machos castrados seguirán montando de vez en cuando. La necesidad que pueda sentir un conejo de afirmar su dominio también puede verse amortiguada por la esterilización.

La monta excesiva no es destructiva para la propiedad, pero puede ser molesta, sobre todo para el conejo montado. Vigila que no haya reacciones negativas, como vocalizaciones, escapadas o mordiscos.

¿La esterilización detendrá el comportamiento de monta?

Un conejo castrado sigue teniendo hormonas. Por supuesto, estos niveles pueden no ser tan altos como en los conejos no castrados.

Los conejos castrados normalmente sólo montan, con fines reproductivos, durante los meses de primavera o principios de verano. Es una época del año instintiva para muchos animales. El cambio de estación desencadena el comportamiento sexual, incluida la monta. Esterilizar a un conejo puede no ser suficiente para sofocar este instinto.

Lo ideal es castrar a un conejo antes de que tenga 6 meses. Los conejos castrados con más edad pueden haber aprendido ya el comportamiento de monta, y por tanto pueden seguir haciéndolo después de la castración.

¿Debes impedir que los conejos monten?

Hay que distinguir entre la monta normal y la excesiva. Normalmente, la monta es un aspecto importante de la comunicación. La jerarquía es increíblemente importante en la estructura social de los conejos. Aunque hay otros comportamientos que permiten a los conejos organizar estas estructuras, la monta es una vía no violenta en comparación con los mordiscos, las peleas y las persecuciones.

La introducción de un nuevo conejo en tu casa puede provocar un aumento del comportamiento de monta con este fin. Incluso una vez determinado el conejo alfa, la monta y otros signos de dominación pueden continuar durante días o semanas. También puedes ver que estos comportamientos regresan si uno de los conejos se ausenta durante un periodo de tiempo, como por ejemplo para visitar al veterinario.

La monta se convierte en un problema si ambos conejos luchan por la dominación. Es entonces cuando el comportamiento de monta puede incluir mordiscos y tirones de pelo, que pueden provocar lesiones. Y lo que es peor, una pelea. Si un conejo rechaza ser montado y el montador lo persigue, es una mala señal. Los conejos son más que capaces de herirse gravemente en una pelea.

¿por qué se joroban los conejos?

Es importante separar a los conejos que muestren alguna agresión en relación con la monta. Muestra a ambos conejos el mismo afecto, y no los castigues por su comportamiento indisciplinado. Esto no servirá de nada, y puede dañar tus relaciones con los conejos. Deja a los conejos más tiempo para que se adapten a la presencia del otro, quizás utilizando un recinto que los mantenga separados pero que puedan verse y olerse.Por supuesto, si los motivos de la monta se deben a que el conejo ha alcanzado la madurez sexual, es otra cuestión. La monta es una señal de que el conejo es capaz de reproducirse. O no está lejos de ello. En caso de que tengas más de un conejo, y sea del sexo opuesto, sepáralos. No quieres una camada sorpresa. Después, habla con tu veterinario para que esterilice al conejo.

¿Es peligrosa la monta excesiva?

La única forma de que la monta suponga un peligro sería si el conejo que se monta tiene una lesión o enfermedad. Cualquier enfermedad respiratoria o condición cardíaca puede empeorar por el peso del otro conejo. Las lesiones también pueden agravarse. Un conejo chillará si está angustiado o siente dolor.

Si tu conejo está enfermo o herido, aloja por separado. O supervisa todas las interacciones con otros conejos para evitar que se produzca cualquier comportamiento de monta.

El comportamiento de monta en los conejos no es sólo un acto de reproducción. Es un medio de comunicación. En gran medida, para comunicar la estructura social. Los conejos son muy sociales, y tienen jerarquías estrictas que relegan a un conejo como dominante (normalmente una hembra) y al resto como subordinado.

Un conejo dominante utilizará la monta, junto con otros actos, para imponer su lugar como alfa. La monta puede darse entre conejos machos, conejos hembras y parejas de machos y hembras. Los conejos castrados pueden seguir practicando la monta. Ya sea para comunicarse, o como respuesta a los picos hormonales que provocan la primavera y el principio del verano.