¿Tu casa es peligrosa para las mascotas?

Hay que tener mucho cuidado con las cosas que podemos tener en casa y que pueden ser perjudiciales para nuestras mascotas. Muchas veces no somos conscientes del peligro que pueden tener algunas cosas para ellas.

La mayoría de las personas generalmente son conscientes de los productos potencialmente tóxicos que hay en sus hogares. Podemos leer etiquetas, recibir alertas y compartir información entre nosotros.

Pero nuestras mascotas no pueden saber qué es bueno y qué es malo para ellas, y algunos artículos que son inofensivos para nosotros, pueden ser muy venenosos para ellas. Rara vez encontrarás información de seguridad para mascotas en las etiquetas de los productos. Por lo tanto, es fundamental tener cuidado y estar alerta.

Cuidado con los medicamentos

Los medicamentos recetados para personas son el veneno más peligroso y que más casos reportan los dueños de mascotas. Estos incluyen productos como medicamentos para el corazón, antidepresivos y analgésicos. La mayoría de los casos involucraron medicamentos para el corazón que a menudo se usan para controlar la frecuencia cardíaca y presión arterial.

Muchos productos de fácil acceso, como acetaminofén, ibuprofeno y suplementos dietéticos, como productos para bajar de peso, NO son seguros para las mascotas. Y debido a que algunos de estos productos saben o huelen bien, las mascotas podrían incluso masticar el envase para alcanzarlos.

Algunas formas no tan obvias de mantener a tus mascotas alejadas de los medicamentos: no los tomes cuando tus mascotas te estén mirando. Mantén todos los medicamentos fuera de su alcance y ten las pastillas detrás de una puerta cerrada lejos de las mascotas.

Los insecticidas

Es obvio que los raticidas que matan ratones y ratas no son seguros para las mascotas y deben guardarse en lugares seguros. Pero también ten cuidado con los insecticidas que se pueden aplicar a una mascota, que pueden ser tóxicos para otra. Si tienes que controlar la población de roedores, es más recomendable el uso de trampas que los raticidas.

Algunos productos hechos especialmente para perros, como ciertos medicamentos contra las pulgas, pueden ser muy peligrosos, incluso fatales, para tu gato. Así que asegúrate de leer siempre las etiquetas y utilizar estos productos correctamente.

Productos peligrosos

Los productos para el hogar, incluidos los productos de limpieza, pegamento y pintura. Los productos para el hogar a menudo contienen lejía o ingredientes como fenoles que deben usarse exactamente como se indica en la etiqueta.

Algunos productos domésticos pueden ser corrosivos. Mientras que otros pueden causar obstrucciones en el tracto gastrointestinal, que puede requerir cirugía.

Cuidado con la comida

No todos los alimentos que son buenos para ti son buenos para las mascotas. Esto incluye una amplia gama de alimentos, desde verduras y hierbas, como cebollas y ajo, hasta cosas que parecen inofensivas, como uvas y pasas.

Ninguno de estos artículos es seguro para las mascotas. Algunos de ellos pueden causar náuseas, irritación gastrointestinal e insuficiencia renal.

También se deben evitar los productos que contienen xilitol enumerados como ingrediente. Utilizado como edulcorante en productos como repostería, dulces e incluso pasta de dientes. El xilitol puede provocar vómitos, letargo, convulsiones y, a veces, insuficiencia hepática.

Existen otras cosas peligrosas, como el alcohol, las nueces de macadamia, levadura masa, leche, sal y carne cruda y huevos.

Ten especial cuidado con el chocolate

Si bien los medicamentos son las cosas más peligrosas para las mascotas, otra muy importante es el chocolate. Contiene sustancias llamadas metilxantinas, que pueden causar vómitos, diarrea y convulsiones. El tipo de chocolate y el tamaño del animal serán los que dicten el riesgo que hay. Cuanto más pequeño sea el animal y más oscuro el chocolate, más daño puede causar.

Plantas venenosas

Ciertas plantas pueden ser extremadamente peligrosas, incluso fatales, para las mascotas. Incluso las plantas populares, como los lirios, pueden causar insuficiencia renal. Con tantas variedades de plantas de jardín y de interior disponibles, es importante investigar un poco antes de exponer a sus mascotas.

Los productos utilizados para el cuidado y tratamiento de las plantas también son peligrosos. Estos artículos potencialmente tóxicos, como fertilizantes, a veces se elaboran con estiércol de aves de corral y otros productos atractivos para mascotas. Asegúrate de leer la etiqueta de cualquier producto de jardín y césped. Es una forma sencilla de averiguar si es tóxico para los animales.